Lo que Spotify debe mejorar, y varios trucos indispensables

20 de abril de 2019  • 00:00 Afirmar que Spotify cambió la forma en que oímos música es como decir que el agua es húmeda. Eso, si dejamos de lado la diferencia abismal en la calidad de sonido respecto de los discos compactos y el hecho de que ya no poseemos el objeto cultural “disco”,…

Lo que Spotify debe mejorar, y varios trucos indispensables
20 de abril de 2019  • 00:00

Afirmar que Spotify cambió la forma en que oímos música es como decir que el agua es húmeda. Eso, si dejamos de lado la
diferencia abismal en la calidad de sonido respecto de los discos compactos y el hecho de que ya no poseemos el objeto cultural “disco”, y, por lo tanto, como ocurrió con el ebook
1984, de George Orwell, que Amazon borró de sus Kindle en 2009, mañana Spotify puede sacar una ópera de nuestra colección, y adiós. Pero sí, incluso los que somos un poco intensos con esto de la calidad del audio y los que no vemos con buenos ojos que una compañía privada pueda disponer de lo que, se supone, es nuestra discoteca, sabemos que Spotify ofrece una cantidad de música prodigiosa, y
que además es particularmente rica en clásica y jazz.

Pero Spotify necesita mejorar algunas cosas, por un lado, y, por otro, tiene varios trucos escondidos que pueden mejorar bastante la experiencia de usuario (y no solo al momento de escuchar música).

Tomate tu tiempo

Lo primero que tiene que mejorar la app de Escritorio de Spotify es el tiempo de carga. En mi caso tarda más que un sistema operativo (alrededor de 2 minutos para mostrar la página de inicio y otro minuto adicional para abrir mis álbumes). El defecto parece estar asociado solo con Windows de 32 bits, porque en la versión para Linux de 64 bits está listo en un pestañeo y en un Windows de 64 bits, casi igual. No lo probé en un Linux de 32 bits.

Encontré un truco
en el sitio de la comunidad de Spotify que resolvió el asunto (pero no se entusiasmen). Es bastante sencillo (pero no lo hagan): hay que borrar los contenidos de las carpetas
Storage,
Data y
Browser de
C:Usuarios{nombre de usuario}AppDataLocalSpotify. Las carpetas en sí hay que dejarlas intactas.

Sí, funciona. La primera vez. Luego, cuando recrea todos esos archivos, Spotify vuelve a tardar una década en cargar.

En esa página encontrarán otros trucos, si están pasando por la misma situación. En mi caso, no funcionó nada, excepto desinstalar y volver a instalar. Y no sé por cuánto tiempo durará la paz. (Actualización: a los dos días, la app volvió a tardar una eternidad en arrancar.)

Como los sistemas y programas de 32 bits están en franca retirada, lo más probable es que este asunto nunca sea corregido.

Otro problemita de rendimiento que tiene la app de Escritorio de Spotify es cuando te aparece el cartelito
No es posible reproducir la canción actual. Ocurre a menudo cuando ponés por primera vez un álbum (nunca me ocurrió con las playlists, por ejemplo, lo que tiene cierto sentido) y en todos los sistemas operativos (aunque no recuerdo haberlo visto en la app móvil). ¿Solución? Por ahora, lo único que anduvo fue cerrar la app y volver a abrirla. Pero dado que tarda mucho en arrancar, todo el procedimiento se vuelve un poco tortuoso.

¿Por qué usar la app de Escritorio en lugar de la versión Web, que carga enseguida? Más adelante se descubre este misterio. No es un capricho.

¿Y Windows 10 de 32 bits, por qué? Porque fue quedando, es un fenómeno aluvial. Tengo que hacerme el tiempo de actualizarlo a 64, y ya saben que no es un trabajo ni entretenido ni rápido.

¿Y mis carpetas?

Otra cosa que me encantaría es poder crear carpetas en la sección
Álbumes o
Artistas. Por ahora, esto solo puede hacerse en la sección Playlists. A lo mejor es algo moralmente censurable, pero resulta que los que oímos mucha música clásica tendemos a reproducir álbumes que contienen una cierta obra. Por ejemplo, la 5ta Sinfonía de Gustav Mahler. Sí, OK, concedido, hay discos que compilan, por ejemplo, todas las arias de Bach o adagios en general, y ese tipo de cosas, pero hasta ahí llega nuestro amor por las listas de reproducción. En mi Spotify creé una sola playlist, con las que (para mí) son las mejores canciones que se hayan creado. Ahí están desde
Un día en la vida hasta
Rapsodia bohemia.

Estoy seguro de que muchos, sobre todo si tienen gustos muy variados, extrañan la capacidad de crear carpetas dentro de
Álbumes y
Artistas, como para encontrar más rápido un disco. Ya llegarán, supongo.

El buscador, muy bien 10

Mientras esperamos poder ordenar nuestra música con cierto criterio, se puede usar la búsqueda avanzada de Spotify, que es realmente buena.

Usa, como era de esperarse, ciertas palabras clave, que solo funcionan en inglés. Por ejemplo, escribiendo
year:1975 en la caja de búsqueda, arriba a la izquierda (o sea, no en
Filtros), se listarán canciones y álbumes lanzados en 1975. En mi caso, el primero que aparece es
Wish you were here, de Pink Floyd, básicamente porque está guardado en mi carpeta de álbumes.

El año puede ser en realidad un período. Por ejemplo,
year:1975-1977. Nótese que no hay que dejar espacio entre los dos puntos y el año. De otro modo, estos operadores se confunden.

También, lógicamente, puede buscarse por género. Con
genre:classical aparecerán artistas y canciones (no son canciones en este caso, Spotify, salvo que hablemos de
lieder y ese tipo de cosas, pero bueno, entendimos la idea). No aparecerán, sin embargo, álbumes.

Las búsquedas pueden refinarse con algunos operadores convencionales. La cantante Pink será el primer resultado, si ponemos
pink NOT floyd. O, por ejemplo, si preferimos un director en particular (pongamos, Georg Solti) para la obra de cierto compositor (digamos, Gustav Mahler), podemos poner
mahler AND solti, y solo aparecerán grabaciones en las que Solti dirige a Mahler. Encontré, de este modo, una colección imperdible con todas las sinfonías de Mahler dirigidas por Solti y con muy buena calidad de audio (10 discos).

Atención: los operadores
AND,
NOT y
OR deben ir en mayúsculas. Los nombres de los artistas, orquestas, bandas, álbumes y demás, pueden ponerse en minúsculas.

El operador
label sirve, claro, para encontrar sellos discográficos. Por ejemplo, los amantes del jazz agradecerán la posibilidad de buscar
label:blue note

Por otro lado, pueden hacerse combinaciones muy útiles. Con
label:blue note year:1964 aparecerá un solo disco, el único disponible en Spotify de Blue Note publicado en 1964 (una compilación de Joe Henderseon y Kenny Dorham).

En
esta página encontrarán más ejemplos y operadores.

Orden y concerto (SIC)

Y ya que estamos, un par de truquitos del estribo. De forma predeterminada, el streaming de Spotify es de 160 Kbps en computadoras y de 96 Kbps en móviles. Los que saben algo de alta fidelidad estarán en este momento sufriendo temblores y un sudor frío recorrerá sus espaldas.

Fue el motivo por el que mi primera impresión con esta plataforma fue catastrófica. Hasta que descubrí (o añadieron, ya no recuerdo) la función de streaming de muy alta calidad para las cuentas Premium. Eso la lleva a 320 Kbps y se transforma en algo aceptable. Leí por ahí que estarían probando streaming sin pérdidas, como el de Tidal. Se lo consulté a Spotify, y sus voceros me respondieron: “Actualmente, no tenemos planes de ofrecer una opción de mayor calidad”. Una pena.

En todo caso, en la app de Escritorio y en la de móviles, al lado de tu nombre de usuario hay una flecha que despliega varias opciones; entre otras,
Preferencias. Ahí, en Calidad de la música, si tenés una cuenta Premium, podés elegir
Streaming quality: Very High (en inglés, incluso en la versión en español de la app de Escritorio; en la app móvil esta en español). La opción no está disponible, sin embargo, en el reproductor web de Spotify, que ofrece 128 Kbps para las cuentas gratis y 256 para las Premium; de ahí la necesidad de usar las apps de Spotify. Otra cosa: ojo con la app móvil en calidad muy alta, porque puede llevarse puesto tu plan de datos.

El otro truco, muy, pero muy práctico, está en las
Funciones de prueba, opción que también aparece en el menú que se despliegan al apretar la flechita al lado de tu nombre de usuario. Es un interruptor etiquetado
Classical Works (en inglés, incluso en la versión en español de la app de Escritorio). Al activarlo, en los principales compositores clásicos aparece la pestaña
Works (así, en inglés), que, en pocas palabras, permite discriminar las obras de ese autor por popularidad, fecha y título, y también según algunos criterios que están expresados de una forma bastante delirante (de tecla, de orquesta,
concerto, y así). Pese a la traducción extravagante, ayudan a encontrar perlitas. Tomando en consideración la desmesurada cantidad de material disponible en Spotify para cada autor clásico, esta herramienta es clave.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *