Gustavo Cerati: las canciones que inspiró y las que escribió y reviven en otras voces

Cuando 15 de mayo de 2010 un ACV ponía en volumen cero la voz de Gustavo Cerati, sin que supiéramos ni imagináramos que ya no volveríamos a verlo más sobre un escenario y entregando su arte, el reflejo llevó a muchos artistas a responder al dolor, a la espera y a la incertidumbre con música. Con la propia,…

Gustavo Cerati: las canciones que inspiró y las que escribió y reviven en otras voces

Cuando 15 de mayo de 2010 un ACV ponía en volumen cero la voz de Gustavo Cerati, sin que supiéramos ni imagináramos que ya no volveríamos a verlo más sobre un escenario y entregando su arte, el reflejo llevó a muchos artistas a responder al dolor, a la espera y a la incertidumbre con música. Con la propia, y con la del propio Gustavo.

A partir de entonces, y más aún desde el 4 de septiembre de 2014, los homenajes y reconocimientos se multiplicaron. Acá y en otras partes del continente. Desde acá, y desde muchos otros lugares. Algunos compusieron canciones inspirados en él; otros, tomaron su legado artístico para transformarlo sobre los escenarios en un tributo a su figura.

Newsletters Clarín

Viva la música | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Entre los primeros, su eterno compañero de ruta Richard Coleman incluyó en su álbum Incandescente el tema Hamacándote. “Prueba hamacarte yo te miro desde la tierra sigue hamacándote yo sigo en el planeta”, canta el ex Fricción, integrante de la banda de Cerati hasta su último concierto.

También Shakira, con quien el líder de Soda Stereo compartió estudios de grabación y presentaciones en vivo, le dedicó su canción Sale el sol, que dio título a su álbum editado en octubre de 2010. “Te lloré hasta el extremo, lo que era posible…cuando menos piensas sale el sol”, cantaba la artista colombiana, quien aportaba una mirada optimista en el medio del dolor.

Fito Páez fue otro de los que expresó sus sentimientos en la forma de una canción, en La velocidad del tiempo, donde habla de viejas historias que compartieron y le cuenta qué ha cambiado en el panorama. “Sos la luz en el desierto/Cuando las estrellas se apaguen/Va a alumbrarnos tu bondad/La vida es locura”. Todo dicho.

Mirá también

También Carajo, el trío integrado por Marcelo Corvalán, Andrés Vilanova y Hernán Langer, resignificó su canción Triste, de su álbum Atrapasueños, publicado en 2004, para dedicarla a la memoria de Gustavo, mientras el Rata Blanca Adrián Barilari incluyó Gracias en su álbum solista Barilari 4. “Luchar, ganar, surgir como el fénix, volar/Brillar, amar, sentir tu fuerza natural”, escribió allí.

Otro de los compañeros de ruta de Cerati, Leandro Fresco, tecladista de su banda en repetidas ocasiones y también parte del Soda Stereo versión 2007, transformó en versos sus sensaciones. “Decime donde estás para poderte visitar y llevarte novedades No conozco las calles de tu ciudad, pero puedo ubicarme…”, canta en Las calles de tu ciudad.

Por su parte, durante una entrevista Charly García contó que le compuso un tema, que aún sigue inedito, aunque la letra circula en las redes. No obstante, a la hora de recordar a su amigo en el marco de un homenaje emitido por la Televisión Pública en 2014, García eligió Vampiro, tema de Tango 4 en el que Cerati sumó su guitarra, para interpretarlo junto a Benito. 

Pero Cerati no sólo fue una fuente de inspiración para artistas que la volcaron en sus propios versos, sino también una usina de canciones que otros tomaron e hicieron propias, para mantener viva tanto su obra como su memoria.

Mirá también

En ese plan, Andrés Calamaro y Bunbury sumaron al repertorio de su gira mexicana de 2014 la bella Crimen, que cierra el álbum Ahí vamos.

Y también Cultura Profética rindio su homenaje, durante la celebración de sus 15 años de trayectoria, con una versión de Bocanada, uno de los temas esenciales que marcaron el rumbo de la trayectoria solista de Gustavo. 

En tanto, el colombiano Juanes incorporó a su lista de temas el hitazo Cuando pase el temblor, que durante una de las ediciones chilenas del Lollapalooza interpretó con Charly Alberti en la batería, ante la ovación del público local, devoto del líder de Soda.

Por eso no extrañó que el miembro restante del trío, Zeta Bosio, se uniera en 2014 al grupo transandino La ley, durante el Festival de Viña del Mar, para darle su impronta a Crimen, con Beto Cuevas al frente.

Pero posiblemente una de las mayores “rarezas” haya sido verla a la ex cantante de Nightwish, la finlandesa Tarja Turunen, abordando Signos con su privilegiada voz de soprano y su pronunciación indoeuropea, durante una de sus presentaciones en Buenos Aires. 

Pero evidentemente la proyección internacional de Gustavo Cerati no se agotó en las fronteras de Latinoamérica, sino que trascendió más allá del Atlántico. O al menos así lo hicieron suponer los Roxette, cuando en medio de la presentación de la banda, en su paso por el Luna Park de 2012, dejaron que su guitarrista arremetiera con una versión rockerísima de De música ligera a la que el público le puso letra.

Algo no muy distinto a lo que ocurrió en 2017 en el Estadio Único de La Plata, cuando Coldplay estremeció a la multitud apenas sonaron los primeros compases del mismo tema, cantado a la perfección por Chris Martin. En el mismo escenario en el que en 2011 Bono había pedido por la salud de Cerati, antes de que la banda interpretara Moment of Surrender. En la previa de aquel show, también había sonado De música ligera

No son todas, de ningún modo; el inmenso legado artístico de Cerati, su idea estética y su estado de búsqueda permanente son elementos que impregnan el día a día de la música popular, no sólo argentina, y su recuerdo se renueva constantemente. Pero bien valen estos ejemplos como una síntesis de lo que el músico representó y representa para el universo musical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *