Horror en Deseado: la pista de un perro fue clave para detener al acusado

Dos días antes, el día del brutal ataque, ese mismo joven ya había sido demorado y liberado después por falta de pruebas. En las pocas horas que estuvo libre, fue a un almacén a comprar vino y quedó registrado en las cámaras de seguridad. Alvarado llevaba puesta la misma campera de nailon, de color azul,…

Horror en Deseado: la pista de un perro fue clave para detener al acusado

Dos días antes, el día del brutal ataque, ese mismo joven ya había sido demorado y liberado después por falta de pruebas. En las pocas horas que estuvo libre, fue a un almacén a comprar vino y quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Alvarado llevaba puesta la misma campera de nailon, de color azul, que tenía puesta el día que habría atacado a la mujer y a su hijo. Afuera del negocio lo esperaba su perro. El animal, que según la declaración de la víctima ladraba durante el ataque, siguió a su dueño después del crimen y se convirtió así en otro indicio determinante para su detención.

Este domingo, la mujer atacada identificó a Alvarado en rueda de reconocimiento y el juez de la causa, Oldemar Villa, volvió a dejarlo preso. En tanto, el otro sospechoso es un adolescente de 16 años que en las últimas horas se despegó del hecho y aseguró que fue Alvarado quien lo obligó a participar del ataque a la turista salteña y su hijo de cuatro años.

Hoy se realizará la última rueda de reconocimiento y según confirmaron fuentes judiciales a TN habrá nuevos allanamientos y van a buscar el celular de la víctima en el agua.

Ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, los obligaron a caminar hasta una cueva y a ella la atacaron con el objetivo de violarla. Según lo que relató, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba al nene con un cuchillo, se desvaneció. Los atacantes creyeron que estaba muerta y se llevaron a su hijo. Lo mataron a golpes y dejaron su cuerpo abandonado a pocos metros del lugar.

Alvarado, el hombre detenido, está acusado en principio de los delitos de rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio y homicidio. Si bien trascendió que el acusado sufre esquizofrenia, el juez de la causa aclaró que su enfermedad “no lo convierte en inimputable” .