Coronavirus. La suba del precio del huevo abrió una grieta

En el sector productor destacan que no son formadores del precio Fuente: LA NACION – Crédito: Fabian Marelli Desde que se decretó el aislamiento social y obligatorio por el Coronavirus , además del 40% de aumento en la demanda de huevos, por cambios en los hábitos de consumo, se produjo un incremento en el precio…

Coronavirus. La suba del precio del huevo abrió una grieta

En el sector productor destacan que no son formadores del precio Fuente: LA NACION – Crédito: Fabian Marelli

Desde que se decretó el aislamiento social y obligatorio por el


Coronavirus

,

además del 40% de aumento en la demanda de huevos, por cambios en los hábitos de consumo, se produjo un incremento en el precio al consumidor,

según distintas fuentes, en el mismo nivel.

El incremento en el precio generó polémica en los últimos días

sobre los motivos que lo impulsaron

. Muchos asociaron el aumento a una especulación por parte de los productores. Sin embargo, en el sector afirman que el productor no es el formador del precio del huevo que se vende al consumidor en los 50.000 comercios alimenticios del país, sino que “son los intermediarios y los comercios minoristas los fijadores de precios para el público”.

La Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia) salió al cruce de las especulaciones e informó que está trabajando con las autoridades nacionales para encontrar una solución a la problemática del abastecimiento y del precio.

Para Javier Prida, presidente de Capia,

el factor preponderante que mueve la aguja en el precio del huevo que llega a los consumidores es la cadena de distribución y de comercialización, donde el último eslabón es el que obtiene la mayor rentabilidad del negocio.

“Está distorsionada la cadena porque al productor le siguen pagando a valores del 6 de marzo pasado, similares a octubre de 2019.

Un supermercado paga hoy la docena alrededor de $70 y lo vende a $120. En tanto, por el maple abonan $180 y lo venden a $300, un 80% de margen”, dijo en el programa

LN+ Campo, que conduce Eleonora Cole.

Otra cuestión no menor que contó el dirigente es

el tema de la estacionalidad donde en los últimos 20 años el huevo recompone su valor en los meses de febrero, marzo y abril.

Asimismo, relató que una incidencia decisiva también fue que en el segundo semestre del año pasado se retiraron una enorme cantidad de gallinas de producción, unos seis millones que, “comparando con el mismo semestre de 2018, donde el retiro fue de cuatro millones, superó el 50%”.

“Se están produciendo entre 22 y 23 millones de huevos menos por mes. Significa que el negocio no es rentable

porque al ser un alimento que se echa a perder, cualquier precio que te pagan se terminan convalidando para evitar tener que tirarlo.

A esa baja rentabilidad se suma la presión impositiva, donde el huevo es el único producto de origen animal que mantiene el IVA del 21% (el resto está al 10,5%)”

, sostuvo.

Por último, en el sector explican que la actividad afronta un incremento de costos promedio de entre el 15% y el 20% a nivel nacional acumulado en los últimos tres meses.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *