Granos: tiempo para el mercado local

El presidente de EE.UU, Donald Trump, mantiene el enfrentamiento comercial con China Fuente: Reuters En anteriores notas advertimos que las cotizaciones locales empezarían a mostrar cierto divorcio respecto de Chicago. Esa costumbre de mirar a dicha plaza como de referencia siempre fue correcta y se vinculaba con nuestra clara estructuralidad exportadora (exportamos dos tercios del…

Granos: tiempo para el mercado local

El presidente de EE.UU, Donald Trump, mantiene el enfrentamiento comercial con China Fuente: Reuters

En anteriores notas advertimos que las cotizaciones locales empezarían a mostrar cierto divorcio respecto de Chicago. Esa costumbre de mirar a dicha plaza como de referencia siempre fue correcta y se vinculaba con nuestra clara estructuralidad exportadora (exportamos dos tercios del maíz y del trigo que producimos y más del 80% de la soja). Pero ahora se confirma que a los valores de Chicago hay que mirarlos, pero con precaución.

El productor argentino tiene por delante escenarios de precios distintos para maíz y soja en los próximos meses. En Chicago el maíz está muy retrasado respecto de la soja y dicho ratio es difícil de sostener. Si bien la cosecha gruesa en Estados Unidos pinta muy bien, las decisiones de siembra de los farmers para 2021 comienzan a tomarse en un par de meses por razones de calendario climático. Y los “fondos” lo saben. Así, es probable que ese ratio empiece a operar en dicho sentido. Es decir, intentando definir la película y, consecuentemente, jugando a favor del maíz.

Pero el productor argentino tiene que tomar decisiones mirando otras cuestiones. Porque en el medio de esta historia está China y la alta probabilidad que la “guerra comercial” con Estados Unidos se revitalice. Y desde China bajan señales más que importantes. Por ejemplo. El maíz en la plaza de Dalian no para de subir mientras Chicago derrapa.

Pregunta: ¿China se consolida definitivamente como un país importador de maíz? También se reportan importaciones de trigo por parte del gigante asiático.

Al mismo tiempo, se conoce el proyecto mixto para instalar granjas de cerdos en nuestro país. ¿Qué está pasando? Nuestra insistencia en instalar a China y al Sudeste Asiático como referencias de mercado se consolida y comienzan a salir a la luz cuestiones que pocos imaginaban años atrás.

Lo interesante es que todas estas “novedades” no se condicen con las estadísticas que manejan los tradicionales operadores de Chicago. ¿Esto significa que esta tradicional plaza dejará de ser la “de referencia”? Por supuesto que no. Pero en ciertos momentos del año deberá ser mirada “de reojo”.

Como por ejemplo, ahora. La plaza local, en nuestra opinión, plantea evoluciones de precios que no van a mostrarse alineadas con Chicago. En el caso de la soja, nuestro consejo viene siendo no apresurarse a vender. Y podría extenderse por un par de meses más. La plaza doméstica muestra necesidad de parte de la industria y crecen las posibilidades de que Brasil deba importar soja/harina.

En el caso del maíz, en cambio, los precios actuales no debieran ser desaprovechados. Aunque es cierto que el maíz FOB argentino está barato, ya la safrinha de Brasil comienza a jugar y luego vienen Ucrania y un cosechón en los Estados Unidos.

Para fines de año, la plaza maicera local volverá a entonarse. Para las cotizaciones del ciclo 2020/2021 la posibilidad de Niña complica aún más las decisiones. No solamente de siembra, sino también de coberturas de precios.

El autor es presidente de Nóvitas SA

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *