“Aonitem”: Un emprendimiento familiar que sueña con erradicar las bolsas de plástico

Durante el mes de septiembre se lleva adelante la Campaña mundial “Limpiando el Mundo”, propuesta a la que el Gobierno de Santa Cruz a través de la Secretaría de Estado de Ambiente adhiere a los efectos de promover diferentes acciones que apunten al bienestar ambiental y a los nuevos hábitos en pos de la sustentabilidad…

“Aonitem”: Un emprendimiento familiar que sueña con erradicar las bolsas de plástico

Durante el mes de septiembre se lleva adelante la Campaña mundial “Limpiando el Mundo”, propuesta a la que el Gobierno de Santa Cruz a través de la Secretaría de Estado de Ambiente adhiere a los efectos de promover diferentes acciones que apunten al bienestar ambiental y a los nuevos hábitos en pos de la sustentabilidad con su campaña “Acciones verdes”.

En este sentido, hoy conoceremos la historia de una familia que apuesta a generar conciencia y tomar medidas ecológicas a través del emprendimiento al que denominaron “Aonitem”. Esta es la historia de Juan y Ariadna de Río Gallegos, cuyo grupo familiar se completa con Olivia. Ellos se dedican a hacer y vender bolsitas de red reutilizables para suplantar las bolsas transparentes de verdulería.

Respecto al emprendimiento, Ariadna relató: “Esto empezó porque yo las hice hace un año en el jardín en el que trabajo.  Soy docente de nivel inicial y buscando un cambio, o generando un nuevo hábito en los más chicos, se nos ocurrió hacer esta bolsa para usarla, en compras de verduras y frutas”.

“Nosotros las veníamos usando y lo que vimos este año es que muchas personas allegadas a nosotros nos empezaron a preguntar dónde las habíamos conseguido, y les dijimos que las habíamos hecho nosotros y nos empezaron a pedir. Entonces, cuando vimos que mucha gente estaba interesada, nos animamos a hacer un emprendimiento en base a estas bolsas. No solo por el mismo hecho de emprender, sino también porque nuestra ciudad se caracteriza mucho por el viento, y también por la cantidad de basura que podemos ver cuando salimos a pasear”, explicó. A su vez, continuó exponiendo que lamentablemente en la costanera de Río Gallegos, lo que más hay son bolsas plásticas, residuos plásticos porque son los que más tardan en degradarse.

“Por ejemplo, una bolsa plástica tarda alrededor de 150 años en desaparecer y eso es como muy impactante porque nosotros la usamos una o dos veces. Habitualmente vas a la verdulería, la agarras, metes algo y vas a tu casa y/o la desechas. Si tienes para hacer un ladrillo ecológico, la pones ahí, y si no, lo podés reutilizar para tirar tu basura, pero esa bolsa después queda volando”, aconsejó.

El mundo que queremos dejarle a nuestra hija

En otra parte de la conversación, Ariadna se refirió sobre el futuro que augura para  su hija Olivia, “No es que las bolsas desaparecen, sino que siguen. Entonces, ahora que somos mamá y papá, y tenemos una nena chiquita, pensamos más que nada en lo que le vamos a dejar a ella. Y pensar que estas bolsas van a tardar 150 años o más en desaparecer, significa que ni ella va a poder verlas desaparecer. Entonces decidimos hacer estas bolsitas, para mostrarle a nuestra hija que, si uno se propone algo, seguramente se pueda lograr un cambio”, detalló. En ese sentido, agregó que por lo menos  se trata de “un cambio en uno, y cuando uno hace ese cambio y la gente lo ve, capaz que se copan como pasó con nuestros amigos, y empiezan también a utilizarlos. Y estos pequeños cambios pueden generar algo grande. Entonces esa es nuestra meta; ofrecer estos productos que hacemos nosotros para que, a la larga, podamos ver menos bolsas plásticas volando por nuestra ciudad”.

El sueño de la erradicación de las bolsas de plástico

Por su parte, Juan comentó su sueño de ser parte de la erradicación de las bolsas de plástico en la ciudad. “Como bien dijo Ariadna es un sueño que tenemos entre nosotros, por ahora muy lejano, pero para nada imposible. El poder erradicar las bolsas de plástico, por lo menos de los lugares donde la entregan de forma gratuita, que serían las verdulerías, los supermercados y demás”.

Respecto a las bolsas reutilizables, aclaró: “Nosotros generamos estas bolsas que son  de una medida pequeña, que almacena alrededor de 2 kg. de verduras o frutas, y una bolsa un poquito más grande que llega a los 5 kg. Ya que se estira, la verdad que son muy pero muy cómodas para poner todo lo que quieras. Se estiran lo cerras con el hilito y te lo llevas hasta tu casa”.  Asimismo destacó que las bolsas son lavables, se pueden meter en el lavarropas sin ningún tipo de problema. También se pueden utilizar  para otras cosas como por ejemplo, lavar ropa delicada dentro de las bolsitas y en las mismas se puede  guardar cualquier otro tipo de artículo.

“Generamos bolsitas para la compra a granel con una bolsa de red de tramado más fino, y otras bolsas que son de lienzo para el filtrado de leches vegetales, las cuales están hechas de un material muy liviano que no afectan el peso en el momento de pesar y de ir a comprar. Asique no tendrían que generar ningún tipo de problema”, detalló.

Finalmente, resaltaron que los productos que forman parte del emprendimiento  se pueden adquirir a través de la página de Facebook e Instagram con el nombre de “Aonitem Sustentable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *