Un nuevo Fede Bal: bajo perfil, reality y comida vegetariana

El rol de Federico Bal fue mutando en los medios. Comenzó como el hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal, después se convirtió en la estrella del Bailando por un sueño, certamen en el que se coronó campeón y se ganó varios “novio de” en el camino. Sin embargo, en el último tiempo optó por bajar el perfil y…

Un nuevo Fede Bal: bajo perfil, reality y comida vegetariana

El rol de Federico Bal fue mutando en los medios. Comenzó como el hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal, después se convirtió en la estrella del Bailando por un sueño, certamen en el que se coronó campeón y se ganó varios “novio de” en el camino. Sin embargo, en el último tiempo optó por bajar el perfil y concentrarse en su carrera profesional

Federico Bal tomó la decisión antes de que en marzo un médico lo llamara por teléfono, para confirmarle que tenía cáncer de colon. Aunque ya había perdido a su papá, este nuevo cimbronazo sacudió su vida por completo y no sólo en la proyección que estaba haciendo como artista.

“Pasé por un montón de situaciones, tratamientos y montón de cosas que se abrieron en mi cabeza, porque yo era bastante cerrado en algunas cosas de mi vida. Esto me hizo ver las cosas de otro punto. Tener una enfermedad tan fuerte como la que tuve, y estar tan cerca de que las cosas no vayan bien… Empezás a pensar que si nos vamos de este plano uno tiene cosas que decir, que amigarse con algunas otras, abrir la cabeza a entender que la salud es importante con una buena alimentación, con el día a día, con un montón de cosas”, reflexiona Federico

Después de superar el cáncer, Fede Bal tiene una nueva manera de ver la vida. Foto: Federico de Bartolo.

Hablar de romances o sumarse a polémicas ya había pasado a un segundo plano para él. Pero la enfermedad terminó de cerrar esa etapa del artista que hoy prefiere ser conocido por su trabajo y no por un nuevo amor.

Entre el miedo y la incertidumbre del qué pasará, Fede Bal se tuvo que amigar con las palabras cáncer, radioterapia y quimioterapia. Una realidad y conceptos que a esa edad nadie cree que le puede tocar vivir en primera persona.

“No era un tema de muerte, era una sensación de que si no estás qué te gustaría hacer antes de partir. Fue como darme cuenta que no tenemos todo tan gratis en la vida y las cosas tienen un punto de fin. A veces uno no se habla con un amigo por un montón de años, no pide disculpas, no le decís que la amás a tu vieja”, asegura.

Y sigue: “Son cosas que hacen bien al alma. Son cosas que ves después de tener una enfermedad grande como la que tuve, o la pérdida de un familiar. Momentos duros de la vida que te construyen una pared que vos tenés que pasar y que cuando la pasás te das cuenta que no hay días feos. Te das cuenta que es muy lindo e importante ser sincero más que nada con uno. Es una nueva vida, una nueva forma de vivir. Sigo siendo el mismo de siempre igual, no estoy tan zen“.

Federico Bal hará un espectáculo desde su casa. “Como no puedo tener un invitado, hablo conmigo”. Foto Federico de Bartolo

En cada conversación, Bal se encarga de enfatizar que mira la vida con otros ojos, que sus prioridades cambiaron, y que elige disfrutar de lo que tiene y lo que le pasa. Con el diario del lunes y la enfermedad superada, el actor hace un balance positivo de lo que le tocó vivir.

“Me hubiera gustado no pasar esos meses de incertidumbre, de dolor, de mucho tratamiento, pero pasó. Creo que es algo súper necesario. Fernando Peña decía: ‘Ojalá que tengas un enfermedad muy importante y que puedas curarte para ver la vida desde otro lugar’”.

Por la pandemia del coronavirus, su mamá tuvo que vivir todo ese proceso sin poder ver a su hijo. Sin embargo, considera que el apoyo de Carmen, su novia Sofía Aldrey y el de sus amigos fue lo más importante para atravesar el cáncer.

“Es como sentir que no estás solo. Tener una novia y una mamá preocupadas. Tener algún amigo que te manda una foto estúpida por Whatsapp para que rías. Siempre traté de normalizar mi enfermedad y de decirles: ‘Si tengo esto, la voy a luchar, voy a estar bien’. Pero eso abrió como una suerte de chistes de relajación medio simulada. Mis amigos estaban en una medio de divertirme y, por privado, preocupados. Pero era algo que yo no me enteraba, no me lo hacían saber”.

Ya curado, ahora le toca a él apoyar a su mamá, quien tuvo que bajarse del Cantando 2020 por sufrir culebrilla, herpes zóster, lo que le provocó una parálisis facial parcial. “La verdad, está bien, creo que es un tema de estrés. Vivió momentos difíciles. No me quiero poner en la piel de una madre a la que le pasó al hijo lo que me pasó a mí. Realmente prefiero tenerlo yo y no mis hijos. Nunca en la vida”.

Federico Bal está preocupado por la enfermedad de su madre, que la obligó a dejar el “Cantando 2020”. Foto Federico de Bartolo

En medio del parate en la industria de teatro, Fede Bal pone en marcha su carrera con un unipersonal llamado Late Night Yo el 25 de septiembre a las 20. Desde su living, invita a conocer a cada una de esas personalidades que viven en él y que fueron saliendo con la cuarentena y al transitar su enfermedad.

“Es algo bastante personal. Hay algo muy lindo que pasa con el show que es que siento que estoy bastante desnudo en algún punto. Siento que me abro mucho, pero en un contexto súper interesante, porque es un poco en esta locura de encierro un pibe que sale a transmitir a lo Jimmy Fallon, pero con las tecnologías que tiene en su casa. Como no puedo tener un invitado, me invito a mí y hablo conmigo“.

El show de poco más de una hora cuenta con guión de Félix Buenaventura y música a cargo de Dany Vila. Aunque se considera un artista del teatro, de los que les gusta el contacto con la gente y poder ir probando cada línea con la reacción del público, Bal se prepara para debutar por streaming.

“Es algo nuevo, creo que viene para quedarse. No creo que una cosa reemplace a la otra. Uno como artista tiene que pensar en un contenido que sea más global, que se pueda ver en simultáneo en muchos lugares. Me parece súper interesante pensarlo desde ese lado”.

Además, mostrará una faceta nunca antes vista y se sumará a MasterChef Celebrity, el nuevo reality culinario de Telefe. Allí competirá con otros 15 famosos, entre ellos El Polaco, Claudia Villafañe y Patricia Sosa. El jurado estará integrado por Donato De Santis, Germán Martitegui y Damián Betular.

Duda. Fede Bal dice que sabe hacer asado, pero no cree que eso impresione al jurado de “MasterChef Celebrity”. Foto Federico de Bartolo

“Soy un tipo bastante rústico. Me gusta hacer asado y ahora me estoy tirando a la comida más saludable, más vegetariana. Pero es difícil, porque ellos seguramente van a pedir cosas importantes y exclusivas, y no sé si yo con un pedacito de carne los voy a comprar”.

Durante la cuarentena el artista no solo retomó sus sesiones de batería, sino que puso en práctica sus dotes culinarias y tiene un plato vegetariano, que prefiere no revelar, con el que espera sorprender al jurado.

Cuando se confirmó su presencia en el certamen en las redes sociales se cuestionó su decisión, ya que los pacientes oncológicos se encuentran dentro del factor de riesgo en la pandemia del coronovirus.

“Todo el tiempo me critican. Todo lo que hago. Yo tuve cáncer, me curé, sigo haciéndome estudios y todo, pero yo necesito trabajar y salir de mi casa. No tanto por la plata, pero sí obvio necesito mantener mi casa, mi vida, los gastos que uno tiene que en este país cada vez es más difícil. Los que me critican no me pagan las cuentas. Ellos critican desde sus computadoras o teléfono y ni siquiera le ponen un nombre o apellido, lo hacen desde un cuenta que no existe o gente que está en la tele y necesita llenar contenido en sus programas”.

“A mi no me da miedo contagiarme, me da miedo contagiar a lo demás. Me cuido muchísimo. Mis defensas están bien. Si alguien está realmente preocupado por mí, que me pregunten cómo está mi sistema inmunológico. Está como el de cualquier persona que no haya atravesado lo que yo tuve, porque ya pasaron varios meses”.

Ganarle al cáncer no lo hace sentirse invencible. Al contrario, se considera una persona vulnerable. “Estoy siendo mucho más feliz. De golpe estaba tan bien y y nadie me preparó para ese momento. Y digo: ‘Mirá si en un par de años me pasa algo de nuevo y yo viví años preocupado por cosas de la tele o mi carrera. Me empiezo a divertir. Y si viene en unos años, que espero que no, en esa yapa de la enfermedad poder decir: ‘bueno, hice todo'”.

WD

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *