Estados Unidos vs Jodie Foster

Las películas sobre procedimientos legales son, casi en sí mismas, un género propio. Y El mauritano, con Jodie Foster, Tahar Rahim y Benedict Cumberbatch, casi no llega a mostrar los tribunales y al juez bajando el martillo pidiendo orden. No.No es El mauritano como El juicio de los 7 de Chicago, en tanto que no…

estados-unidos-vs-jodie-foster

Las películas sobre procedimientos legales son, casi en sí mismas, un género propio. Y El mauritano, con Jodie Foster, Tahar Rahim y Benedict Cumberbatch, casi no llega a mostrar los tribunales y al juez bajando el martillo pidiendo orden.

No.

No es El mauritano como El juicio de los 7 de Chicago, en tanto que no es lo que sucede en la Corte lo que importa, sino todo lo previo.


Jodie Foster obtuvo el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto. Foto BF París

Y tanto un filme como el otro están basados en increíbles hechos reales.

El mauritano del título es Mohamedou Ould Slahi, quien pasó años privado de su libertad en Guantánamo, el centro de detención estadounidense en Cuba, pero sin acusaciones formales.

El “motivo” por el que el personaje estuvo sufriendo todo tipo de vejámenes allí fue que era considerado una de las cabezas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.


Mohamedou Ould Slahi pasó años en Guantánamo: ¿fue una de las cabezas del atentado del 11 de septiembre? Foto BF París

Su detención se basó más en sospechas que en pruebas, y en asociaciones (que atendió un llamado del teléfono satelital de Osama bin Laden, lo cual él mismo testimonio que sí, pero…).

Que había entrenado, por lo menos, a quien tomó el control del avión que se estrelló en la Torre sur de las Torres gemelas.

Y que había alojado en su hogar a terroristas.


Benedict Cumberbatch es quien debe presentar los cargos contra el mauritano. Foto BF París

Lo que cuenta El mauritano -que no está en cines argentinos, sino que se puede ver online en la página de Cinemark– se basa en el libro Guantanamo Diary, que Slahi publicó en 2015. Previa censura, claro, del gobierno de los Estados Unidos.

¿Quién estaba en el poder en 2015?

Barack Obama.


Shailene Woodley es la asistente de Jodie Foster en el filme que se ve en la página web de Cinemark. Foto BF París

Porque lo que hace El mauritano es enfocarse en cómo se vulneró el régimen de Derecho de Slahi, comenzando en el gobierno de George W. Bush (es detenido a los dos meses del atentado) y carga, con nombre y apellido, contra Donald Rumsfeld, secretario de Defensa del Gobierno entre 2001 y 2006.

Jodie Foster siempre da tranquilidad: si interpreta a la abogada que defendió a Slahi, por algo será. Se tiñó los cabellos de blanco para interpretar a Nancy Hollander, que considera que “las pruebas que tiene el Gobierno de los Estados Unidos son inadmisibles”.


Tahar Rahim, protagonista también de “La serpiente”, por Netflix. Foto BF París

Del otro lado, está Stuart Couch (Benedict Cumberbatch, otro que suele inspirar máxima confianza), el militar al que sus colegas animan y convencen de que debe presentar cargos contra el mauritano.

La ilegitimidad, básicamente, de las prácticas con el detenido, y las “desprolijidades” de los eufemísticamente considerados interrogatorios hacen que el espectador, ante lo que ve (Slahi recuerda en cartas que envía a su abogada todo lo que sucedió) se incline por considerarlo inocente.

¿Lo fue?


Jodie Foster, la actriz que ganó dos Oscar. Foto BF París

Que ni la CIA, ni el Departamento de Defensa ni el Gobierno de los Estados Unidos hayan pedido disculpas exime otros comentarios.

Kevin Mcdonald, el director de El último rey de Escocia y Los secretos del poder, no le teme a mostrar las malas prácticas de los estadounidenses que “no defienden los derechos de la Constitución”, tal vez porque él es escocés.

Su trabajo es eficaz, y el filme desde que comienza, se nota hacia dónde apunta.


El protagonista no la pasa bien en la base militar en Cuba. Foto BF París

Tahar Rahim, nacido en Francia y protagonista de La serpiente, la miniserie recientemente estrenada en Netflix, es el motor que lleva la película adelante. Asume el rol protagónico y cambia de estado de ánimo según las situaciones que le plantea el guion, algo esquemático, es cierto.

Foster, Cumberbatch y Shailene Woodley (Los descendientes, como una ayudante de la abogada de Foster) cumplen con lo que les piden en este buen filme que, inexplicablemente, no pasa por los cines argentinos.

“El mauritano”

Buena

Drama. EE.UU./ Reino Unido, 2021. Título original: “The Mauritanian”. 127’, SAM 16. De: Kevin Mcdonald. Con: Jodie Foster, Tahar Rahim, Benedict Cumberbatch, Shailene Woodley. Disponible en: Cinemark cineonline (https://tickets.cinemarkhoyts.com.ar/NSCineOnline/).

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA