Coronavirus. ”Ganó la oligarquía de los burócratas”, la reacción opositora a las medidas

Minutos después de que Alberto Fernández anunciara las nuevas restricciones ante el avance de la segunda ola del coronavirus en la Argentina, un sector de la oposición salió a manifestarse en contra de las decisiones oficiales, que incluyen la suspensión temporal de clases presenciales y la prohibición a circular después de las 20.Una de las…

coronavirus.-”gano-la-oligarquia-de-los-burocratas”,-la-reaccion-opositora-a-las-medidas

Minutos después de que Alberto Fernández anunciara las nuevas restricciones ante el avance de la segunda ola del coronavirus en la Argentina, un sector de la oposición salió a manifestarse en contra de las decisiones oficiales, que incluyen la suspensión temporal de clases presenciales y la prohibición a circular después de las 20.

Una de las que se expresó primero fue la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, quien vía Twitter -y dirigiéndose directamente al jefe de Estado- cuestionó: “Decide en contra de los que trabajan, de los padres que llevan sus hijos a la escuela, de los comercios que se funden. Decide por los que tienen la vida resuelta contra los que trabajan. Esa es la grieta que usted ha generado”. Y remató su mensaje con un contundente mensaje: “Ganó la oligarquía de los burócratas”.

Con este mismo espíritu, al conversar con Telenoche, por eltrece, dijo: “Hoy el Presidente representó con sus medidas al mundo de la burocracia, al mundo de los Baradel, al mundo de los que trabajar, educar y generar riquezas ya no les importa porque todo lo que hacen es cobran. La Argentina del trabajo, de los comercios, los que se tienen que levantar temprano para ganarse el mango, todos esos argentinos perdieron”.

Por su parte, el jefe del bloque de Pro en Diputados, Cristian Ritondo, focalizó su crítica sobre la suspensión de las clases presenciales y, mediante Twitter, citó un mensaje que había publicado Nicolás Trotta en el que el ministro de Educación subrayaba que “la escuela es central para poder transitar este momento de dificultad”, que “la discusión no es presencialidad sí o no” y que “las restricciones no pueden empezar por la escuela cuando la evidencia demuestra que son espacios seguros y necesarios para acompañar a nuestras niñas/os”.

Lapidario, Ritondo cuestionó: “¿Qué pasó? ¿Cómo cambió de opinión tan rápido? 10 horas pasaron de esto y ahora los chicos no tienen clases. La improvisación constante de este gobierno es la razón por la cual hoy estamos como estamos. La educación no se negocia, las escuelas tienen que estar abiertas”.

Al conversar con TN, el excandidato a vicepresidente y actual auditor general de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, sostuvo que si se repite la experiencia del año pasado, “los resultados serán iguales” y opinó que “hay una construcción de una nueva entidad institucional con esta resolución: el AMBA”.

Otro de los que salió a expresarse tras los anuncios presidenciales fue el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que pidió que, “además de acompañar las medidas, Kicillof anuncie el apoyo económico para todos esos comerciantes y gastronómicos que bajarán sus persianas”. Y reforzó: “Hay que proteger a los que generan empleo. Sin trabajo no hay futuro!”.

El diputado Fernando Iglesias también criticó duramente las disposiciones, especialmente la suspensión de clases y la gestión de la vacunación. “Una hora diciéndonos lo que tenemos que hacer los ciudadanos. Ni un minuto para decir lo que va a hacer el gobierno con las vacunas”, comenzó diciendo en una extensa reflexión que compartió a través de una serie de tuits, donde remató: “Vos encerrate. El IFE y las vacunas te las debo”.

El legislador fue irónico en su crítica. “Los docentes que se vacunaron devuelven las vacunas para que se vacunen las cajeras de supermercados y los camioneros, no?”, preguntó entonces. Y añadió: “Toque de queda virtual. Cierre de escuelas. Las fuerzas de seguridad puestas a perseguir gente por la calle. Un progresismo raro, el de los compañeros”.

La diputada Graciela Ocaña también publicó varios tuits al respecto. En sus mensajes, dijo que “gobierna Cristina y Kicillof” y criticó el hecho de que el Presidente haya dicho que los médicos se relajaron: “Señor Presidente, el sistema de salud atendió las emergencias que fueron postergadas durante un año. Los médicos no se “relajaron”, salvaron vidas. Ustedes qué hicieron además de robarse las vacunas?”.

Además, sobre la suspensión de clases, dijo: “Hay chicos llorando en muchas casas . No cierren las escuelas”.

En tanto, el diputado Toty Flores opinó que “cada cadena nacional de Fernández son nuevas sorpresas”. “Pensé que iba a decir algo que mejoraría el presente de la gente que está sufriendo. Al igual que el año pasado, la medida es encerrarnos. No conocen lo que se vive en La Matanza”, dijo.

Y, dirigiéndose directamente al mandatario, lanzó: “Su gobierno quedará en la historia por abandonar a millones de chicos que hoy están en extrema vulnerabilidad y que encuentran en la escuela un lugar de contención y esperanza. Fernández y Kicillof tuvieron todas las herramientas, pero han mostrado una ineptitud absoluta. Los dos pilares del peronismo que tanto pregonan, los acaban de romper: la educación y el trabajo. Siguen generando cada vez más dolor y decepción en la sociedad”.

Al respecto, el exministro Rogelio Frigerio subrayó cuán importante es la credibilidad de los funcionarios para que las políticas públicas tengan efecto, y contrastó: “El ministro de Educación manifestó que las clases no son un factor de contagio. 4 horas después el Presidente anuncia que se cierran las aulas otra vez”.

Y añadió: “Esta noche los comerciantes, los gastronómicos, los de la industria del turismo y del esparcimiento no van a poder dormir. El Gobierno vuelve a hacérselas difícil pero no dice cómo los va a ayudar a sobrevivir a esta angustiante situación”.

El dirigente de Juntos por el Cambio Nicolás Massot criticó que las medidas “vuelven a poner en jaque a los trabajadores y comerciantes, a los gastronómicos y las PyMEs, y dejan sin clases a los chicos cuando hace menos de 12 horas plantearon que no son generadores de contagios”. Entonces, resaltó: “Demasiada improvisación e incapacidad de gestión”.

En otro mensaje publicado tras los anuncios, Massot aprovechó para criticar la administración de las vacunas por parte del Gobierno. “No nos olvidemos de que en diciembre en teoría teníamos más de 22 millones de vacunas aseguradas”.

Ricardo López Murphy, candidato a presidente en 2003 y 2007, opinó que las medidas “destruyen a comercios, trabajadores y deja sin clases a los chicos”. Y planteó: “La estrategia debería ser testear más, aislar y gestionar mejor las vacunas. El plan sanitario y económico que llevó el kirchnerismo adelante fracasó y fracasará”.

El legislador porteño, del Frente de Izquierda, Gabriel Solano fue contundente: “Sin apoyo económico de Estado los anuncios de Alberto Fernández son más ajuste que pagará el pueblo”. En una catarata de tuits, subrayó que el Presidente no explicó qué ayuda recibirá la población afectada; dijo que fue “una falta de respecto a los trabajadores de la salud” que dijera que se “relajaron”, cuando “han hecho un esfuerzo sobrehumano”; puso en duda la continuidad de Trotta al frente de la cartera de Educación; y señaló: “Pedirle a las FFAA que intervengan en la atención sanitaria cuando no hay apoyo económico a los trabajadores afectados por la cuarentena es doblemente grave. Ojo, que el apoyo sanitario puede derivar en medidas represivas”.

Sin embargo, Solano no fue el único que apuntó contra la permanencia de Trotta. El diputado Maxi Ferraro, y presidente de la Coalición Cívica ARI, contó que mañana presentará un pedido de juicio político contra el ministro “por su mal desempeño en garantizar el derecho a la educación”. “Es inadmisible e irracional que vuelvan a cerrar las escuelas. Quedó demostrado que son el lugar más seguro que podemos ofrecerles a estudiantes, docentes y familias. En vez de privilegiar la presencialidad y el bien común ceden la política educativa a sectores corporativos”, agregó.

“Los chicos fuera de las aulas y el Ejército en las calles. El progresismo más delirante”, escribió el diputado Jorge Enríquez, de Juntos por el Cambio. En la misma línea, su par Sergio Siciliano dijo que “es un día triste para la Argentina”. Y sentenció: “En contra de toda evidencia científica, sin planificación y sin aviso previo, Fernández toma la decisión irresponsables, inconsulta de suspender las clases presenciales. El daño es irreparable. Sin escuelas no hay futuro”.

Poniendo el énfasis también en el cierre de las escuelas, el vicepresidente del Pro y diputado rosarino Federico Angelini pidió “no arruinar la vida a millones de chicos y no arruinar el futuro a nuestro país”.

Por su parte, el secretario general del Pro y secretario de Ambiente de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, se hizo eco de un tuit de las últimas horas de Trotta en el que el ministro habló de “administrar la presencialidad” de las escuelas. Y cuestionó: “¿En que quedamos? La improvisación como norma. La educación de los chicos es esencial, ¡ahora y siempre! Llevar los chicos al shopping: todo bien. Llevar los chicos a la escuela: todo mal. El reino del revés”.

LA NACION

Conocé The Trust Project