Omar Perotti enfrenta protestas en Rosario y críticas de intendentes por la suspensión de las clases presenciales

ROSARIO.- La decisión de suspender la presencialidad en las escuelas de Santa Fe generó resistencia no solo entre padres y madres que este lunes se manifestaron en el Monumento a la Bandera, sino también provocó que el intendente de Rosario, Pablo Javkin, intentara desmarcarse de esa medida, que el gobierno de Omar Perotti comunicó por…

omar-perotti-enfrenta-protestas-en-rosario-y-criticas-de-intendentes-por-la-suspension-de-las-clases-presenciales

ROSARIO.- La decisión de suspender la presencialidad en las escuelas de Santa Fe generó resistencia no solo entre padres y madres que este lunes se manifestaron en el Monumento a la Bandera, sino también provocó que el intendente de Rosario, Pablo Javkin, intentara desmarcarse de esa medida, que el gobierno de Omar Perotti comunicó por la red social Youtube el domingo a las 21.30, cuando se desarrollaba el clásico entre Rosario Central y Newell’s.

Javkin aseguró que “Rosario está orgullosa de ser núcleo sanitario y atender a personas de otros lugares, pero no es lógico establecer desde el AMBA los parámetros de corredores sanitarios”.

“Es cierto que aumentaron los casos de Covid-19, también que días atrás implementamos medidas y hay señales de su impacto positivo”, afirmó, para insistir en que “no tiene lógica que la primera restricción sean las clases, cuando hay actividades habilitadas y las clases no”. Junto a otros jefes comunales, Javkin se reunió esta tarde durante dos horas con el gobernador.

Otro capítulo de las esquirlas que disparó la suspensión de las clases la protagonizó Juntos por el Cambio, que no quiso quedar fuera de la problemática que ya estalló hace dos semanas en CABA, territorio de Horario Rodríguez Larreta. El diputado nacional y vicepresidente de PRO, Federico Angelini, presentará este martes un recurso de amparo en la justicia provincial para que se revea la suspensión de las clases.

Protestas en Rosario por la suspensión de las clases presencialesMarcelo Manera

A pesar de la amenaza de tormenta, a las 19 unas 3000 personas se reunieron en el Monumento a la Bandera para expresar su rechazo a la suspensión de las clases. “Abran las escuelas”, decía la mayoría de los carteles prolijamente impresos. También se manifestaron cientos de personas en autos, que con las bocinas mostraban su fastidio.

Desde el propio peronismo también salieron a cuestionar la medida del gobernador, que –según informaron fuentes de su entorno– trató de negociar hasta último momento con el gobierno nacional para evitar que se cancele la presencialidad. El jefe del bloque del PJ en el Senado, Armando Traferri, quien estuvo bajo la lupa de la Justicia por el juego ilegal, consideró que “el Estado debe ser capaz de garantizar la presencialidad para la educación, dado que los niños y jóvenes han sido uno de los sectores más perjudicados por la pandemia”.

El Gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti celebró el lanzamiento de la nueva planta de biogás

Perotti recibió críticas por todos lados no solo por la matriz de las nuevas restricciones, sino por la forma en que anunció las medidas, en el medio del clásico entre Rosario Central y Newell’s, que paraliza la ciudad. “Su estrategia fue que las medidas pasaran lo más desapercibidas posibles pero ocurrió todo lo contrario. Generó más bronca entre la gente”, afirmó un funcionario del gabinete.

Hasta ahora el gobernador miró desde lejos la pelea entre CABA y el gobierno nacional por la presencialidad en las escuelas. Perotti mantuvo las escuelas abiertas hasta ahora. Vacunaron al 98 por ciento de los docentes, a quienes les otorgaron en marzo un aumento del 35 por ciento para evitar nuevos paros. Pero esa decisión chocó con la nueva reasignación de zonas de riesgo que elaboró la semana pasada el gobierno nacional. Rosario y San Lorenzo son los dos puntos de la provincia que debían incrementar las restricciones, por el elevado nivel de ocupación de camas. Según datos oficiales, el 94 por ciento de los cupos de terapia intensiva están ocupados, pero solo el 32 por ciento con pacientes con Covid.

Javkin pidió que se recategorice la situación de Rosario con el argumento de que absorbe pacientes de toda la región sur, no solo de las ciudades cercanas. En la Intendencia creen que la compleja situación sanitaria tiene que ver con ese problema histórico de la provincia y no con una saturación del sistema por casos de Covid. El último registro de pacientes contagiados fue de 442 en Rosario, con un índice de reproducción diaria de 1,02, cuando lo deseable es 1.

El intendente de Rosario, Pablo Javkin, cuestionó la decisión del gobernador PerottiMarcelo Manera

En el gobierno de Santa Fe señalaron a LA NACION que hasta última hora del domingo estuvieron al mando de negociaciones con el Ministerio de Educación de la Nación y la jefatura de Gabinete, para tratar de readecuar las medidas, pero no se consiguió. “Se buscó por todos los medios evitar la suspensión de la presencialidad en las escuelas. Pudimos acotarlo a una semana”, señalaron.

Perotti aclaró que este año el gobierno de Santa Fe tuvo “vocación para que retornara la presencialidad en las escuelas”. “Más de 500.000 chicos nos quedaron desvinculados en la primera ola hasta que volvimos a dar clases en 160 lugares. Ese vínculo no se reestableció y por eso nos preparamos para ello”, advirtió en su mensaje difundido por Youtube.

El gobernador anunció que le envió una nota el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que se revea la decisión de que Rosario y San Lorenzo hayan entrado en la zona de “alarma epidemiológica y sanitaria”. Por definición del decreto nacional son los grandes aglomerados urbanos, con más de 300 mil habitantes, donde la incidencia de los casos de Covid-19, entendida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por cada 100 mil habitantes, sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva supere el 80 por ciento.

El ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, planteó la diferencia con respecto CABA, donde se decretó la suspensión de las clases. “En la ciudad de Buenos Aires vacunaron el 20 por ciento de los docentes. En Santa Fe el 98 por ciento. Lo que planteamos es que en la provincia trabajamos muy bien en ese sentido. Fue nuestra prioridad volver a la presencialidad”.

Conocé The Trust Project