Tarifasgate. Empresarios en alerta por la pelea entre el peronismo ”racional” y el ”populista”

El sector empresario mira con atención qué peronismo ganará la interna: el racional o el populista. La batalla pública entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y su subordinado, el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, reavivó un debate que germina desde el origen del Frente de Todos, y que muchos descuentan que tiene a…

tarifasgate.-empresarios-en-alerta-por-la-pelea-entre-el-peronismo-”racional”-y-el-”populista”

El sector empresario mira con atención qué peronismo ganará la interna: el racional o el populista. La batalla pública entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y su subordinado, el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, reavivó un debate que germina desde el origen del Frente de Todos, y que muchos descuentan que tiene a la vicepresidenta Cristina Kirchner como habitual triunfadora hace años.

Consultados por LA NACION, en el empresariado crece la desazón. Nadie comprende cómo en medio de una pandemia inédita y una crisis económica enorme la política suma más incertidumbre. Si las expectativas eran negativas, esta situación ahondó aún más el pesimismo entre hombres y mujeres de negocios.

Varios coinciden además en remarcar que la figura de Guzmán, que había despertado cierto respeto empresario a partir de algunos diagnósticos y pautas racionales -más a que resultados concretos- quedó muy erosionada tras la embestida del cristinismo más duro. Guzmán es, para muchos, sinónimo de moderación y de una negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que acerca al país “al mundo” frente a los acercamientos que la actual vicepresidenta impone con China, Rusia, Venezuela y Cuba.

El presidente le toma juramento al nuevo ministro de Transporte, Alexis GuerreraTomás Cuesta – LA NACION

“Evidentemente, la situación planteada genera incertidumbre sobre la autonomía del ministro Guzmán sobre la propia estructura de su ministerio y la posibilidad de cumplir las pautas del presupuesto diseñado y defendido por él hasta ahora”, afirmó en diálogo con LA NACION, Miguel Blanco, director de Swiss Medical. “Es una pérdida de autoridad importante que lo debilita en sus negociaciones con organismos internacionales”, agregó el coordinador del Foro de Convergencia Empresarial (FCE).

“El sector empresario lo que está mirando es qué modelo de peronismo va a ganar, si el populista o el más racional, que es algo que prometió Alberto Fernández, pero aún no muestra”, señaló Gonzalo Tanoira, presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE). “Es importante saber si el peronismo tiene algún tipo de racionalidad y entiende los problemas de largo plazo que genera el retraso de tarifas. Parece que los muchachos de La Cámpora no lo entienden y Guzmán si”, dijo Tanoira.

Para el vicepresidente de San Miguel, todo el mundo empresario está mirando el desenlace de la actual pelea. “Esto impacta no sólo en lo que pase con las tarifas sino en las expectativas de cómo se va a extender este modelo ganador al resto de la economía”, advierte el empresario.

“Impresiona que este tipo de cosas pasen en un ministerio, donde todo un equipo debería estar trabajando para solucionar los problemas de la pandemia y la economía”, señaló a este medio Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). “Es habitual que haya internas, pero que se diriman públicamente. No es bueno para las expectativas”, dijo el hombre de Aceitera General Deheza (AGD).

“La Argentina necesita un horizonte de previsibilidad, tanto en materia macro como en relación a la deuda externa y en particular con el FMI”, dijo Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal y uno de los principales hombres en carrera por suceder a Acevedo en la UIA. “Ello es claramente una condición para la inversión futura y la proyección de la producción tanto para mercado interno como para exportaciones”, estimó y agregó que las negociaciones con los bonistas como con el Fondo “tienen en el ministro Guzmán un liderazgo firme para compatibilizar las necesidades con las posibilidades de nuestro país”.

Cerca de los empresarios más importantes del país dijeron que Guzmán, con todas las restricciones que tiene actualmente, “trata de hacer las cosas con razonabilidad”. En marzo pasado, por caso, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) había mostrado su apoyo a Guzmán en una entrevista que su presidente, Jaime Campos, había dado a LA NACION. “Es un interlocutor importante con el empresariado”, dijo Campos entonces. “La idea de que hay que ir ordenando la economía, pensando en el orden macroeconómicamente, es una idea que cae bien entre los empresarios. Creemos que mantiene una orientación general correcta más allá de las restricciones que encuentra”, habían dicho entonces desde AEA.

“Observamos con preocupación la tensión existente entre el ministro Guzmán y el subsecretario Basualdo”, dijo Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC). “La situación económica y social de la Argentina ya es demasiado difícil como para que le sumemos conflictos internos dentro del gabinete. Esperemos que las diferencias se superen a la brevedad y que el Gobierno pueda enfocarse en atender las urgencias que nuestro país presenta”, señaló el directivo ante la consulta de este medio.

Con esa visión coincidió Gerardo Díaz Beltrán, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). “Para el estado de situación de la economía local y del contexto internacional, con lo difícil que es llevar hoy en día una pyme, esto demuestra el nivel de la política”, señaló el directivo.

“Hace falta propiciar el diálogo y tenerlo. Es preciso un debate sincero sin mezquindades. Y requerimos propuestas en conjunto para salir de una situación que se va agravando”, dijo Díaz Beltrán, que entiende que en el arco político “faltan reflejos” para ver cuán alejados están de los problemas de la gente.

Conocé The Trust Project