Todo mal para Facundo Campazzo y Denver Nuggets: muy floja actuación, paliza y derrota por 2-0 en la serie frente a Phoenix Suns

Pocas noches tan malas en la temporada como la de este miércoles para Denver Nuggets y para Facundo Campazzo. El equipo y su base argentino jugaron mal en el segundo encuentro de la serie de playoffs frente a Phoenix Suns, que se impuso por 123 a 98 y se adelantó a 2-0 en su semifinal…

todo-mal-para-facundo-campazzo-y-denver-nuggets:-muy-floja-actuacion,-paliza-y-derrota-por-2-0-en-la-serie-frente-a-phoenix-suns

Pocas noches tan malas en la temporada como la de este miércoles para Denver Nuggets y para Facundo Campazzo. El equipo y su base argentino jugaron mal en el segundo encuentro de la serie de playoffs frente a Phoenix Suns, que se impuso por 123 a 98 y se adelantó a 2-0 en su semifinal de la Conferencia del Oeste, cuarto de final de la NBA.

El cruce continuará este viernes, pero se mudará de Arizona a Colorado. Denver necesitará mostrar una cara muy distinta, porque de lo contrario la serie le durará muy poco. Y lo mismo Campazzo, que a diferencia de en el primer encuentro, en el que tuvo una buena producción (14 puntos, 6 asistencias, 4 rebotes, 2 robos), esta vez estuvo marcadamente errático. Hizo 3 tantos, por un triple que acertó en cinco intentos, y erró dos dobles; tomó 4 rebotes, realizó 2 pases-gol y consiguió 1 robo. A eso sumó 1 pérdida, en 29 minutos. Poco para lo que se espera de un titular en playoffs.

Compacto del desempeño de Campazzo en el partido 2 vs. Phoenix (Falta Técnica)

Y Nuggets sintió que su base no estuviera acertado. No tuvo ataques claros, en parte por una ofensiva quieta, de poca rotación, y en parte por una marca a presión de Suns. Cerradas muchas veces las vías de pase a sus compañeros, al cordobés le quedó disponible el aro, pero falló demasiado. Phoenix pareció querer dejarlo tirar si ése era el precio por ajustar la marca a otros jugadores o cerrar su zona.

En contraste, Chris Paul, el rival directo de Campazzo en la cancha, volvió a brillar, con 36 años. Desde 1992 no se registraba en la NBA una planilla de al menos 15 puntos, 15 asistencias y ninguna pérdida de balón para un jugador. El base de Phoenix lo hizo, con 17 tantos, y no en un partido cualquiera. Encima, hubo rendimientos parejos de los otros titulares: 18 tantos y 10 recobres de Devin Booker, 15 y 10 de DeAndre Ayton, 16 puntos de Mikal Bridges y 11 de Jae Crowder. Todo, ante la euforia de un estadio casi completo con 16.529 espectadores: la pandemia de coronavirus empieza a ser un recuerdo en la NBA.

Chris Paul, de 36 años, dominó a Facundo Campazzo y al segundo capítulo del cruce Phoenix vs. Denver; desde 1992 no registraba 15 o más puntos, 15 pases-gol y ninguna pérdida un jugador en la NBA.Matt York – AP

Entre los iniciales de Denver solamente Nikola Jokic estuvo a la altura de sus adversarios. El serbio estrenó su condición de jugador más valioso de la temporada (MVP) con 24 tantos, 13 rebotes, 6 asistencias y 1 robo, en la misma cantidad de minutos que Campazzo. La mejor noticia para el equipo dirigido por Mike Malone fue el regreso de Will Barton III, que estuvo lesionado mucho tiempo y anotó 10 puntos en 15 minutos.

Excelente movimiento de Jokic, el MVP del campeonato

Para Denver se oscureció mucho el cruce. Por un lado, porque involucionó: fue claramente superado en el juego, mucho más que en el enfrentamiento inicial. Por el otro, porque los números ya lo aprietan bastante: necesita ganar cuatro partidos y no perder más que uno de los eventuales cinco restantes.

Será local en los próximos dos, pero los antecedentes son muy negativos en situaciones como ésta: en la historia de la liga, sobre 322 series que estuvieron 2-0 para el conjunto que tenía la ventaja de localía, 300 concluyeron con su triunfo final. Atenerse a ello implica que Campazzo y compañía tienen poco menos de 7% de chances de revertir esto. Pero en el deporte se gana siendo superior en el juego, no por el pasado. Números al margen, lo que necesita Denver y el argentino es mejorar. Con urgencia.

LA NACION

Conocé The Trust Project