La Voz: un participante le hizo un té de jengibre a Ricardo Montaner

Creer o reventar. Los caminos de la música confluyen y no hay nada que hacer con eso. Si no es un camarín es un escenario, y sino un encuentro casual tras bambalinas, pero lo cierto que en La Voz Argentina aquello de “somos pocos y nos conocemos mucho” ya parece ser ley.Santiago Fiuri llegó de…

la-voz:-un-participante-le-hizo-un-te-de-jengibre-a-ricardo-montaner

Creer o reventar. Los caminos de la música confluyen y no hay nada que hacer con eso. Si no es un camarín es un escenario, y sino un encuentro casual tras bambalinas, pero lo cierto que en La Voz Argentina aquello de “somos pocos y nos conocemos mucho” ya parece ser ley.

Santiago Fiuri llegó de Villa María para reafirmar lo que supo desde chico: “De chiquito me metí en un coro de niños, eso fue muy lindo. Después las profesoras me dejaban salir del aula para cantar en los actos del colegio. De a poco fueron creciendo las ganas de cantar”.

Luego de un premio ganado en la adolescencia que lo marcó para siempre (“desde ese momento lo que quiero es que la gente me escuche”) el cordobés llegó al escenario del programa para pelear su lugar en alguno de los equipos.

Su interpretación de “Hasta la raíz”, de Natalia Lafourcade alcanzó para llamar la atención de La Sole, de Mau y Ricky y de Lali Espósito. El único que se mantuvo impertérrito fue Ricardo Montaner, y sin embargo, sería él el protagonista de la noche.

Refiriéndose a los espectáculos que se ofrecen en el Anfiteatro de Villa María -en el que todos los jurados habían actuado-, Santiago contó: “trabajé allá en 2019, y es una locura estar acá porque le preparé un té de jengibre a Ricardo”.

A diferencia de otras ocasiones, en que los jueces han reconocido su relación con los participantes, el cantante decidió patear afuera la pelota a través del humor: “Sí, me acuerdo de la intoxicación aquella. ¿Tu supiste que me hospitalizaron por lo del jengibre? Me dio un ‘choque lipotímico’”.

El participante finalmente se decantó por el equipo de Lali, quien le ofreció prepararle un té a él. Total, todo queda entre amigos.

LA NACION

Conocé The Trust Project