¿Qué implica ser una persona no binaria?

A partir de hoy, las personas no binarias podrán tener un DNI acorde a su identidad de género. La nueva medida fue anunciada esta mañana por el presidente Alberto Fernández e implica la incorporación de la nomenclatura “X” (que se suma a la “F” de femenino y la “M” de masculino) como opción a la…

¿que-implica-ser-una-persona-no-binaria?

A partir de hoy, las personas no binarias podrán tener un DNI acorde a su identidad de género. La nueva medida fue anunciada esta mañana por el presidente Alberto Fernández e implica la incorporación de la nomenclatura “X” (que se suma a la “F” de femenino y la “M” de masculino) como opción a la hora de consignar el género. El objetivo de esta iniciativa es garantizar el derecho a la identidad de género de las personas que no se autoperciben varones ni mujeres, un reclamo histórico del colectivo LGBTQA+

Distintos referentes coinciden en que la no binaria es una de las identidades más invisibilizadas y sobre las que pesa un mayor desconocimiento. De hecho, son muchos los prejuicios y las falsas creencias vinculadas a la misma.

Estas son algunas de las claves para conocer más sobre esta identidad:

¿Qué es ser una persona no binaria? “Lo más simple para explicarle a alguien es: soy un ser humano. No soy un hombre, no soy una mujer. Eso es ser no binarie”, detalla Mérida Robin Masman, joven activista en espacios no binarios e integrante de la agrupación TESTIMONIO: “EL PRINCIPAL PREJUICIO RESPECTO A LAS PERSONAS NO BINARIAS ES QUE NO EXISTIMOS”

¿Qué pronombres utilizan estas personas? Es común que se asocie a las personas no binarias con el pronombre neutro: “elle”. Sin embargo, se trata de una elección sumamente personal, ya que otras se identifican con los pronombres masculinos o femeninos. Además, el uso de pronombres no es único ni estático, sino que puede variar o incluir a más de uno. Por ese motivo, nunca debemos asumirlos. Cuando conoce a alguien, una de las primeras cosas que Mérida pregunta es: “¿Con qué pronombre me dirijo a vos?”. “Decidimos que nos traten y nos llamen como nos sentimos más cómodes. En mi caso utilizo el neutro, pero en algunos espacios usé otros pronombres y en distintos períodos de mi vida fui variando”, cuenta Mérida.

¿Andrógino es sinónimo de no binario? No. La expresión de género (es decir, la forma en que nos mostramos al mundo a través de nuestra ropa, gestos, nombres, etc), no tiene nada que ver con la identidad de género (cómo nos autopercibimos) ni con nuestra orientación sexual (hacia dónde se dirige nuestra atracción física o emocional). Por eso, por ejemplo, que una persona use barba, no quiere decir que se identifique con el género masculino; o si usa vestido, que se autoperciba como mujer. En su caso, Mérida dice que su vestidor es “una licuadora de géneros”. Si bien algunas personas no binarias pueden tener una expresión andrógina, otras no. “Hay quienes tienen una expresión de género más cercana a lo considerado socialmente como masculino o femenino, pero el abanico de posibilidades en la forma de expresarnos es muy grande”, señala Mérida.

¿Qué baño usan? Mérida responde: “Idealmente, vamos a ir al baño al que nos sintamos cómodes. Sino, al que nos permitan. Me pasó incluso en instituciones públicas, gubernamentales, ser echade de los dos baños o que me dijeran cosas por mi vestimenta”. Se trata de una forma de violencia que las personas no binarias experimentan a diario.

¿Qué implica que el género no binario sea reconocido en los DNI? La medida anunciada hoy llegó luego de que decenas de personas en todo el país obtuvieran por la vía administrativa o judicial la rectificación de sus partidas de nacimiento para no consignar el género o registrar otra identidad por fuera de la norma binaria de femenino/masculino. Esto implicó que la Argentina se convirtiese en el primer país de la región en la ampliación y reconocimiento de estos derechos. “Hay un montón de gente que no podía tener su identidad reconocida por el Estado o que ni siquiera podía tramitar su DNI. A partir de ahora, para estas personas será mucho más sencillo tramitar cuestiones básicas como un alquiler, firmar un contrato de trabajo, inscribirse en una escuela, en la universidad o incluso viajar”, explica Ricardo Vallarino, director ejecutivo de 100% Diversidad y Derechos. Y agrega: “Este tipo de reconocimientos funcionan como promociones de derechos gigantescas, porque empieza a ser más legible socialmente que el género es algo más fluido y con más matices de lo que veníamos pensando. Nuestra experiencia es que cuando esto sucede disminuye el hostigamiento, la discriminación en el acceso a todo tipo de derechos y la violencia”.

La nueva norma se ajusta a la ley de identidad de género, que en su artículo 2° define: “Se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo.” Por otro lado, en su artículo 3°, subraya: “Toda persona podrá solicitar la rectificación registral del sexo, y el cambio de nombre de pila e imagen, cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida.”

Conocé The Trust Project