Causa por la obra pública en Santa Cruz: podrían pedir entre 5 y 16 años de prisión para Cristina

Tras el rechazo masivo a los recursos presentados en la causa Vialidad, el abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, criticó a la Corte Suprema de Justicia, sostuvo que su decisión tiene “errores técnicos” y aseguró que la prueba presentada hasta el momento en el juicio “demuele la acusación”. “Es una Corte que está profundamente deteriorada…

causa-por-la-obra-publica-en-santa-cruz:-podrian-pedir-entre-5-y-16-anos-de-prision-para-cristina

Tras el rechazo masivo a los recursos presentados en la causa Vialidad, el abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, criticó a la Corte Suprema de Justicia, sostuvo que su decisión tiene “errores técnicos” y aseguró que la prueba presentada hasta el momento en el juicio “demuele la acusación”. “Es una Corte que está profundamente deteriorada en su funcionamiento y que carece de toda credibilidad”, manifestó.

Carlos Beraldi respondió así a los argumentos del máximo tribunal de Justicia, que había rechazado los planteos de la vicepresidenta para anular la causa en la que se investiga corrupción en la obra pública. Los jueces no consideraron las críticas de Cristina Kirchner al volumen de la prueba y tampoco a otros sobreseimiento por estas mismas cuestiones.

“Como lo piden los dueños del poder real, la corte terminó resolviendo de la manera en la que los diarios ya venían anunciando con una sentencia que rechazaba todos los recursos”, criticó en declaraciones a C5N.

La vicepresidenta se enfrenta a la posibilidad de que le pidan una condena de entre 5 y 16 años de prisión, de acuerdo con la escala penal de los delitos por los que se la juzga: jefa de asociación ilícita y fraude al Estado. La causa se encamina a su resolución final en las próximas semanas.

Según Beraldi, el máximo tribunal de Justicia comete “un error técnico grave” respecto de la evaluación jurídica al considerar que no se trató de sentencia definitivas. En ese sentido, consignó que los ministros de la Corte decidieron “hacer un cliché de citar” distintos fallos, “echarle la culpa a la defensa” y afirmar que la defensa “no fundó” distintas presentaciones.

“La verdad que técnicamente eso es muy incorrecto, no porque lo diga yo, que tengo una opinión humilde, sino porque otros juristas que me hablaron en el día de ayer, y en el día de hoy, más o menos coincidían en lo mismo”, manifestó.

Si bien los recursos se habían presentado hace tres años, Beraldi señaló que el desarrollo del juicio fortaleció la posición de Cristina Kirchner. “Para no beneplácito de los acusadores, toda la prueba que se fue desarrollando demolió la acusación”, indicó.

Y agregó: “Lo paradójico es que a pesar que nos limitaron la prueba en un 80%, no peritaron todas las obras y, encima pusieron a un perito a dedo, que es un enemigo de la familia Kirchner, el resultado del juicio ha sido hasta aquí categórico”.

“Arbitrariedad absoluta”

Beraldi recordó que, cuando se presentaron los planteos, en la previa al juicio, se buscó, desde la defensa, consolidar las pruebas y “tener resueltas una serie de circunstancias que son muy trascendentes, como si los jueces son competentes y si los hechos fueron juzgados”.

Tras la presentación de los recursos al máximo tribunal, Beraldi consignó que los jueces pidieron “inmediatamente el expediente para analizar esto de manera más seria”. No obstante, lamentó que luego “retrocedió y lo devolvió” por las publicaciones en “los diarios monopólicos”.

Beraldi, que integró la comisión de asesoramiento para reformar la Corte Suprema de Justicia, relacionó el rechazo del máximo tribunal a los planteos con la necesidad de introducir modificaciones en la Justicia.

“[Una de ellas era] para que no pasaran este tipo de arbitrariedades, que la Corte no tuviera la arbitrariedad absoluta de cajonear un expediente, tenerlo tres años, y cuando se lo pide el poder político real, sacar el fallo funcional a esos intereses”, observó.

Rechazo de la Corte

La Corte sostuvo que no se había logrado demostrar que las decisiones que recurrió fuera sentencias definitivas, es decir que pusieran fin al pleito o generasen un agravio que las hiciera equiparables a sentencias definitivas. Estos son los único supuestos que la Corte puede intervenir.

Por otro lado, la Corte rechazó otros planteos en los que se cuestionó que estos hechos ya habían sido juzgados en otros expedientes, sobre la base de que no habían sido debidamente fundados. La Corte rechazó todos los planteos por falta de fundamentación.

También rechazaron los recursos de otros acusados, con lo que el juicio oral continuará sin sobresaltos para comenzar la etapa de alegatos el 11 de julio.

La vicepresidenta está acusada de haber favorecido a Lázaro Báez en el otorgamiento de 51 obras públicas en la provincia Santa Cruz. Este proceso se inició el 21 de mayo de 2019 y está entrando en la recta final. En tres semanas empiezan los alegatos. Primero será el turno de los acusadores, con el fiscal Diego Luciani como protagonista central. Después, de los 13 acusados, incluida Cristina Kirchner. Además de la expresidenta se encuentran procesados en esta causa el exministro Julio De Vido, el empresario Lázaro Báez y el exfuncionario José López, entre otros.

Fuente: Diario La Nación