Javier Milei contó que trata de “hijos y nietos” a sus perros y reveló: “Dejé de comer para alimentarlos a ellos”

El diputado libertario Javier Milei contó este martes la familiar relación que lo une con sus perros mastines ingleses y reveló que los trata de “hijos y nietos”. “Dejé de comer para alimentarlos a ellos”, aseguró.​La revelación se dio en medio de una charla con el periodista Ernesto Tenembaum en su programa de radio Con Vos, adonde estaban hablando sobre…

javier-milei-conto-que-trata-de-“hijos-y-nietos”-a-sus-perros-y-revelo:-“deje-de-comer-para-alimentarlos-a-ellos”

El diputado libertario Javier Milei contó este martes la familiar relación que lo une con sus perros mastines ingleses y reveló que los trata de “hijos y nietos”. “Dejé de comer para alimentarlos a ellos”, aseguró.

La revelación se dio en medio de una charla con el periodista Ernesto Tenembaum en su programa de radio Con Vos, adonde estaban hablando sobre el pronunciamiento del legislador La Libertad Avanza en favor de la venta de órganos.

“Un amigo me dice: esa idea está en un libro de un autor económico llamado Murray Rothbard. Uno de los perros de Milei lleva ese nombre”, contaba el conductor radial, cuando Milei lo interrumpió.

“Mis nietitos tienen nombres de economistas”, resaltó sobre los hijos de su perro Conan, a quien llama su “hijo” . Además de Murray, se encuentran Milton (por Friedman), Robert y Lucas (ambos por Roberto Lucas).

“Los trato como si fueran de mi familia. Cuál es el problema que tenga tanto afecto por mis perros”, cuestionó sobre la relación con sus mascotas.

En ese instante, recordó: “Cuando me quedé sin laburo, conté la plata de la indemnización y pensé en algunas restricciones. Ahí dije: el paseo de Conan no se toca y la calidad de su comida tampoco”.

Al ser consultado si dejó de comer para que comieran sus perros, respondió: “Sí, exactamente”. Al respecto, contó que sólo le quedaba plata para comer “una pizza por día”. Y detalló: “Desayunaba, almorzaba y cenaba con pizza, por eso llegué a pesar 120 kilos”.

Sobre las características de los mastines, destacó que el más chico pesa 80 kilos y el más grande, 100. “Porque los tengo en forma”, aclara sobre una raza que alcanza los 120 kilos.

“Gasto una bolsa de 15 kilos cada tres días. Lo débito, no le doy pelota. La de ellos es sagrada, ni me fijo“, destacó sobre el gasto actual que le destina a sus perros. 

Señaló, además, que son “muy celosos” y que se tuvo que mudar a Benavidez para poder tener “dormitorios armados” exclusivamente para ellos. “Están separados uno del otro y nunca los junto por los celos”, reveló sobre la convivencia.

En ese aspecto, dijo que la pandemia los afectó mucho. “Perdieron el hábito de manada. Entonces no se conocen porque yo los tenía en una guardería en la cual paseaban y hacían todo separados. Y también perdieron el hábito de estar con los humanos”.

En 2019, el economista terminó en el hospital y con el brazo inmovilizado por las heridas que le provocaron sus propios perros en medio de una pelea que se desencadenó en el living de su casa. Ocurrió cuando salió de su dormitorio, sus mastines se trenzaron en una feroz pelea y él intentó separarlos.

Al igual que en aquella oportunidad, Milei repitió que no siente temor a ser atacado por uno de ellos. “Nunca pasa uno a uno. Son muy cariñosos”, concluyó.

Maslatón, otra vez contra Milei

Sigue la interna libertaria. En esta oportunidad, el economista y referente libertario Carlos Maslatón volvió a apuntar contra Milei, a quien acusó de contratar trolls en su contra.

“Javier Milei contrató a una agencia de redes para postear sistemáticamente en mis mensajes con usuarios falsos de menos de 10 seguidores. Todos lo mismo dicen, muy ineficiente”, comenzó a contar este martes en su cuenta de Twitter.

Su hilo continuó arremetiendo duramente contra el diputado: “Para ejecutar esta maniobra infantil en mi contra, Javier Milei malversa los fondos recaudados por La Libertad Avanza, en vez de aplicarlos a la lucha externa”.

Y agregó: “Javier Milei tiene ya cerebro de fascista: confunde estado, con gobierno y con partido. Es un peligro totalitario”.

Maslatón pasó de ser uno de los laderos de Milei a agitar la interna con duras críticas a su hermana Karina. Tras el fracaso de su acto en Gerli y los cuestionamientos a sus armadores políticos, el diputado fue desafiado a una interna por Maslatón, con miras a las elecciones presidenciales de 2023.

“La forma de reflotar la campaña y darle vitalidad es admitir que en agosto del año próximo la candidatura, incluyendo la presencial se van a dirimir por las PASO y tengo intención de competir en esas elecciones como presidente”, había asegurado Maslatón.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA