Rozy, la influencer coreana que “vive” en redes como una persona y fue creada por una computadora

Tiene 140.000 seguidores en Instagram, canta, baila, modela, viaja por el mundo y promociona productos. Sin embargo, fue creada en una computadora por una empresa.03 de agosto 2022, 23:34hsLas grandes marcas de Corea del Sur pelean por contratar a Rozy para promocionar sus productos. La modelo no existe: es una creación virtual. (Foto: Captura Instagram…

rozy,-la-influencer-coreana-que-“vive”-en-redes-como-una-persona-y-fue-creada-por-una-computadora

Tiene 140.000 seguidores en Instagram, canta, baila, modela, viaja por el mundo y promociona productos. Sin embargo, fue creada en una computadora por una empresa.

Las grandes marcas de Corea del Sur pelean por contratar a Rozy para promocionar sus productos. La modelo no existe: es una creación virtual. (Foto: Captura Instagram @rozy.gram)

Está siempre impecable, no se involucra en escándalos, publica fotos alrededor del mundo y viste las mejores marcas. Es la “influencer” ideal. Sin embargo, nada es real.

Rozy es un personaje virtual coreano que “vive” solo en las redes sociales. Su apariencia es tan realista que a menudo cientos de nuevos seguidores desprevenidos se preguntan si es una persona de carne y hueso.

Leé también: El “influencer del sueño”: dejó su trabajo para dedicarse a que sus seguidores no lo dejen dormir

La productora coreana Sidus Studio X creó a Rozy en 2020 con el objetivo de que sea “la influencer perfecta”: siempre tendrá 22 años, no se enferma y no protagoniza escándalos. Desde su creación, la “modelo” acumuló 140.000 seguidores en Instagram y una cantidad más que envidiable de contratos con muchas de las principales marcas de lujo.

Esta “fiebre por Rozy” llevó a que la empresa creadora obtenga en 2022 un poco más de un millón y medio de dólares de beneficio neto con ella. (Foto: Captura Instagram @rozy.gram)

El Instagram de Rozy, por ejemplo, está lleno de contenidos patrocinados en los que anuncia productos de cuidado de la piel y de moda. Productos que claramente nunca usó. Así, grandes marcas de Corea del Sur pelean por contratarla y aparecer en sus publicaciones.

A medida que Rozy se fue haciendo cada vez más popular en los años de pandemia, Sidus Studio X consiguió más patrocinios de marcas de lujo internacionales como Chanel y Hermes, recibió propuestas para notas en revistas y pedidos de aparición en medios de comunicación.

Los anuncios de Rozy han aparecido en la televisión, en Internet y en espacios offline como vallas publicitarias y los laterales de los autobuses. (Foto: Captura Instagram @rozy.gram)

Y eso no es todo. La estrella virtual ya ha publicado en Corea dos canciones y su empresa tiene pensado lanzarla como parte de un trio virtual de K-pop para ingresar en el mercado de la música global. Además, Rozy tiene lista su propia línea de cosméticos, que estará disponible para en fin de agosto.

Las críticas a Rozy

Desde Sidus Studio X señalan que la mayoría de los fans no conocen a los famosos reales en persona, sólo los ven en las pantallas, en el cine, en la TV, en las redes sociales. Con Rozy, entonces, no habría una gran diferencia con las celebridades, casi siempre inaccesibles para sus seguidores.

La empresa, además, expresó que: “Queremos cambiar la percepción de cómo la gente piensa en los humanos virtuales. Lo que hacemos no es quitarle el trabajo a la gente, sino hacer cosas que los humanos no pueden hacer, como trabajar 24 horas o hacer contenidos únicos como caminar por el cielo”.

Pero las mayores críticas llegan del lado del efecto que podrían tener en la gente las imágenes de la “modelo”. En Corea del Sur -a menudo apodado “El centro mundial de la cirugía plástica” por su industria de 10.700 millones de dólares- existe la preocupación de que los influencers virtuales puedan alimentar aún más los estándares de belleza poco realistas.

Leé también: Cuáles son los 10 youtubers más influyentes de Argentina

Las ideas de lo que se considera popularmente bello en el país asiático siguen siendo rígidas; para las mujeres, esto suele significar una figura menuda con ojos grandes, una cara pequeña y una piel pálida y clara.

Rozy tiene labios carnosos, piernas largas y un vientre plano que asoma por debajo su vestuario. Estos “ideales” podrían hacer aún más inalcanzables los ya exigentes cánones de belleza de Corea, y aumentar la demanda de cirugía plástica o productos cosméticos entre las mujeres que buscan emularlas. Además, generan falsas expectativas en el público y pueden derivar casos de depresión, bulimia y anorexia, especialmente en los más jóvenes.

La defensa de los creadores de Rozy

Sidus Studio X dijo que Rozy no es lo que “cualquier persona llamaría bella”. Según la empresa, el diseño del personaje fue pensado para que su aspecto fuera único y se alejara de las normas tradicionales coreanas, como por ejemplo, la incorporación de pecas en sus mejillas y sus ojos saltones.

La empresa creadora de Rozy esgrime que su modelo virtual brinda a la gente la importancia de la confianza interior y que el objetivo final del personaje es mostrar que se puede seguir siendo bello, incluso, para ellos, sin un rostro convencionalmente atractivo

A medida que aumenta el interés por el mundo digital -desde el metaverso y las tecnologías de realidad virtual hasta las criptomonedas-, las empresas afirman que los influencers virtuales son la próxima frontera.