Por la disparada inflacionaria, los grandes gremios ya van por la reapertura de sus paritarias

A fines de mayo, es decir hace dos meses y monedas, el sindicato de los empleados municipales de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA) firmó su paritaria 2022: 60% de aumento en 8 cuotas. Por la disparada de la inflación, el gremio ya arrancó la negociación para revisar su acuerdo salarial.”Por lo menos queremos otro…

por-la-disparada-inflacionaria,-los-grandes-gremios-ya-van-por-la-reapertura-de-sus-paritarias

A fines de mayo, es decir hace dos meses y monedas, el sindicato de los empleados municipales de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA) firmó su paritaria 2022: 60% de aumento en 8 cuotas. Por la disparada de la inflación, el gremio ya arrancó la negociación para revisar su acuerdo salarial.

“Por lo menos queremos otro aumento del 20%. Como mínimo”, adelantó a Clarín Alejandro Amor, secretario general adjunto de SUTECBA, gremio que representa a los cerca de 180.000 trabajadores municipales de la Ciudad.

Se trata de un fenómeno que empieza a repetirse en otros grandes gremios, como el mercantil y el de la construcción.

Los sindicalistas mercantiles Carlos Pérez y Armando Cavalieri con el ministro Claudio Moroni y la funcionaria Gabriela Marcello.

Comercio, el sindicato más poderoso del país –representa 1,2 millón de afiliados– ya inició contactos con dos de las cámaras patronales del sector para reabrir el acuerdo salarial sellado en abril y que estableció una suba del 59,5% en 7 tramos.

Los mercantiles aún deben recibir una suba del 10% en agosto, otro 10% en septiembre, 11% en noviembre y 10,5% en enero del año que viene.

Por el espiral inflacionario, ahora el gremio que lidera Armando Cavalieri quiere sumar incrementos en los meses en los que el acuerdo vigente no tenía previsto ninguno, como octubre y diciembre.

“Con una inflación proyectada en julio del 8% y una anual de más del 70% tenemos que sentarnos a revisar el acuerdo“, explicaron en el gremio de Comercio.

La UOCRA, el sindicato que conduce Gerardo Martínez, inició conversaciones con la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), según dijeron las fuentes consultadas. “El salario no puede perder contra el proceso inflacionario”, advierten en el gremio.

A comienzo de mayo pasado, el sindicato de la construcción había firmado un acuerdo del 62% en 8 tramos con una cláusula de revisión prevista originalmente para noviembre.

Según el acuerdo vigente, los trabajadores de la construcción deben recibir una suba del 8% en agosto; 8% en septiembre; 8% en octubre; 8% en noviembre; 5% en enero y 5% en febrero.

A fines de julio, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) fue el primero de los gremios grandes que logró renegociar su paritaria. Pero con una particularidad: la anterior conducción del gremio había firmado un acuerdo por el 45%, muy por debajo de lo que lograron después otros sindicatos.

Hace dos semanas, la nueva conducción que encabeza Abel Furlán logró un incremento extra del 20%, con lo que la paritaria 2022 se estiró a 65%. El escenario indica que el resto de los gremios volverá a sobrepasar a la UOM.

Otros gremios

En otros gremios consultados por Clarín aún no arrancaron las conversaciones. En una de las cámaras que agrupa a las empresas de auto transporte de carga dijeron que Camioneros aún no había hecho llegar pedido.

Pero agregaron: “Por el alza de la inflación suponemos que lo harán, pero seguramente van a tener en cuenta la difícil situación que atraviesa el sector”.

En abril pasado, Hugo Moyano firmó un aumento del 31% para los camioneros pero por solo seis meses: 15% en mayo y 16% en septiembre.

En Gastronómicos, por ahora, no tienen previsto reclamar la reapertura. “El 1° de julio se acordó el 60% y todavía no perdimos contra la inflación. Tenemos revisión a fin de año”, dijeron en el sindicato que lidera Luis Barrionuevo.

El Secretariado de La Bancaria estuvo reunido este miércoles. Discutieron sobre su paritaria -firmaron en mayo 60% para 2022- pero como aún entienden le siguen ganando al alza de precios quedaron en no pedir por ahora reabrir la negociación.

El gremio de los municipales porteños, además de una suba extra reclama el pase a planta transitoria a los empleados con más de cuatro años de antigüedad, el pase a planta permanente del personal de planta transitoria y la efectivización de contratados.

Alejandro Amor, secretario adjunto de SUTECBA.

SUTECBA reclama también inversión en infraestructura. “Los camiones de recolección de residuos tienen 15 años de antigüedad”, apuntó el secretario general adjunto Alejandro Amor, quien mostró su “compromiso de acompañamiento permanente” de Amadeo Genta, titular del gremio. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA