El New York Times y una cruda comparación con Argentina: “¿Creés que una inflación del 9% es mala? Probá con el 90%”

Imprevistamente, o no tanto, el mundo vive desde hace meses un alza de la inflación, motivada en principio por la pandemia de covid -que redujo la oferta de bienes y elevó los precios- y por la inyección de dinero que decidieron muchos Gobiernos para evitar una recesión. A ese fenómeno se le sumó este año…

el-new-york-times-y-una-cruda-comparacion-con-argentina:-“¿crees-que-una-inflacion-del-9%-es-mala?-proba-con-el-90%”

Imprevistamente, o no tanto, el mundo vive desde hace meses un alza de la inflación, motivada en principio por la pandemia de covid -que redujo la oferta de bienes y elevó los precios- y por la inyección de dinero que decidieron muchos Gobiernos para evitar una recesión. A ese fenómeno se le sumó este año la guerra en Ucrania, que provocó alzas en los valores de los alimentos y de la energía.

En el caso particular de Estados Unidos, la inflación llegó al 9,1% interanual el mes pasado y marcó la medición más alta en cuatro décadas, un salto impulsado sobre todo por el alza de los precios de los combustibles,

Para los estadounidenses, un escenario preocupante. Pero el periódico The New York Times buscó minimizar esa preocupación, y para lograrlo encontró la medida perfecta con la cual compararse: Argentina.

“Muchos economistas esperan que la inflación (en Argentina), que ya es del 64% interanual, llegue al 90% en diciembre”, señala el diario, haciendo empequeñecer la última medición de la Oficina de Estadísticas Laborales estadounidense.

El artículo del New York Times sobre la inflación en la Argentina.

El título de su artículo es lo suficientemente elocuente: “¿Creés que una inflación del 9% es mala? Probá con el 90%”.

Tras subrayar que la actual “es una de las peores crisis económicas del país en décadas, y eso ya es mucho decir en el caso de Argentina”, haciendo un repaso de las hiperinflaciones desatadas aquí en los últimos 50 años, el NYT hace hincapié en un elemento muy común en Estados Unidos convertido en objeto de deseo en estas tierras: el dólar.

Así, enumera el caso de un desarrollador inmobiliario que compró los terrenos donde construyó edificios con dólares contantes y sonantes; o el de una empleada del sector financiero que, al vender una propiedad de sus padres en un millón de dólares, recibió en una bolsa de lona 10.000 billetes de 100 de esa divisa.

Y Argentina termina convirtiéndose en un caso de asombro para la prensa estadounidense, con personas que esconden dólares en su ropa interior para ir a hacer alguna transacción importante. O una inmigrante venezolana que se pregunta: “¿Habré emigrado al país correcto?”.

La inflación interanual en Estados Unidos llegó al 9% en julio, impulsada por el alza del precio de los combustibles. Foto: AP/Gene J. Puskar.

Sin embargo, para el NYT Argentina termina siendo un caso esperanzador, mezcla de resiliencia, adaptación, fortaleza, y quizás algo de ese “nosequé” tan propio que, por ser inherente a nosotros, nos cuesta tanto definir.

“Argentina demuestra que la gente encontrará la manera de adaptarse a años de alta inflación, viviendo en una economía que es imposible de desentrañar en casi cualquier otra parte del mundo”, escribe el diario. Una esperanza para los estadounidenses, que al mirarse en el espejo argentino pueden respirar aliviados.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA