Río Gallegos: ayudó a una chica que era atacada por hombre y pidió que “griten si es necesario”

Hoy las redes sociales permiten compartir públicamente los hechos que se vivencian en la ciudad de Río Gallegos. Mira TambienEl Gobierno publicó un manual para ahorrar energía en los electrodomésticos del hogar Bren Llaipen contó, a través de una publicación de Facebook, lo que le pasó en el playón de un reconocido supermercado de la…

rio-gallegos:-ayudo-a-una-chica-que-era-atacada-por-hombre-y-pidio-que-“griten-si-es-necesario”

Hoy las redes sociales permiten compartir públicamente los hechos que se vivencian en la ciudad de Río Gallegos.

Mira Tambien

El Gobierno publicó un manual para ahorrar energía en los electrodomésticos del hogar

Bren Llaipen contó, a través de una publicación de Facebook, lo que le pasó en el playón de un reconocido supermercado de la ciudad de Río Gallegos.

Según cuenta una chica de 17 y 19 años estaba esperando un taxi y vio como un hombre la tomó del brazo.

Ante el hecho, decidió accionar y se acercó a donde se encontraba este hombre y la joven y le preguntó si lo conocía, la misma dijo que no y allí empezó la travesía para ayudarla y dejó en evidencia la poca empatía por parte del  personal de seguridad del lugar.

Tras prevenir que la situación pase a mayores, Bren  dejó un importante mensaje para todas las mujeres que circulan por las calles de Río Gallegos: “En fin, tengan cuidado chicas, siempre pidan ayuda, hagan ruido y griten si es necesario”.

La publicación completa: Hace un rato me paso algo fule en Carrefour de autovia, que realmente me hizo despertar todas mis alarmas.

Resulta que había una piba de entre 17 y 19 años, esperando un taxi, cuando voy saliendo veo que un hombre la toma del brazo y toma su carro y sale hacia afuera, inmediatamente noto que la chica estaba incómoda, primero pensé que se conocían, pero cuando ví que la chica lo alejaba me pareció raro, me acerque a ella para ver bien que pasaba y veo que el tipo de unos 35 años (aparentemente drogado o alcoholizado), toma la campera de la piba y comienza a querer ponérsela a la piba como si ella no supiera hacerlo, muy muy invasivo el tipo, y ahí es donde me alarme, ella dijo que no y que la deje, el insistía, en ese momento sentí que debía hacer algo, le pregunté a la chica si lo conocía, él dijo que si, ella me miró y dijo que no con cara de susto.

Instantáneamente le pedí que se aleje o llamaría a la policía, en ese momento se me acerca mucho y me toca el pelo, solo atiné a decirle que se aleje y lo empuje, ahí decidí entrar, no quería dejar sola a la piba pero Malena estaba conmigo y realmente me asusté, la gente pasaba y nadie, absolutamente nadie se acercó, pasaron muchos hombres que solo miraron, ingrese y pedí ayuda al seguridad de la entrada, que se hizo bien el dobolu y me dijo que le diga a la mujer policía que estaba en la otra punta del supermercado (los que conocen el súper saben lo grande que es), le pedí que salgan a acompañar a la chica, ninguno fue capaz de salir, tome a Malena y corrí hacia donde estaba la policía, ella salió y me acompaño, el loco ya no estaba.

Al salir por suerte había un patrullero afuera, que llegó muy rápido, todo esto paso en menos de 5′, pero el forro este ya se había ido, lo más chistoso es que ahí si salieron el de seguridad y un par de hombres, no sé a qué porque el peligro había terminado.

No sé si hice bien en meterme, ya que estaba con mi hija, pero pensé en ella, en mi hermanita que podría haber sido esa chica y me nació hacer algo, es increíble, no sé que pretendía el enfermo ese realmente, y es horrible no poder ir ni siquiera al supermercado tranquila, es increíble, jamás pensé que viviría una situación así, menos en esta ciudad, y también es realmente lamentable que nadie haga nada al respecto, nadie se involucre y todos se hagan los boludos cuando hay que estar pero en redes sean todos superhéroes y defensores.

En fin, tengan cuidado chicas, siempre pidan ayuda, hagan ruido y griten si es necesario.