Los juveniles empujan el sueño de un Vélez que es otra vez protagonista de América

Las inferiores de Vélez siguen rindiendo frutos. Ya no es una novedad, pero otra vez genera admiración en propios y extraños. El dato es elocuente: ante Talleres, en el estadio Kempes de Córdoba donde consiguió la clasificación a semifinales, ocho de los 16 futbolistas que jugaron surgieron de las juveniles del club. Además, otros tres…

los-juveniles-empujan-el-sueno-de-un-velez-que-es-otra-vez-protagonista-de-america

Las inferiores de Vélez siguen rindiendo frutos. Ya no es una novedad, pero otra vez genera admiración en propios y extraños. El dato es elocuente: ante Talleres, en el estadio Kempes de Córdoba donde consiguió la clasificación a semifinales, ocho de los 16 futbolistas que jugaron surgieron de las juveniles del club. Además, otros tres productos de La Fábrica estaban en el banco.

Con los pibes, el equipo de Liniers logró un heroico triunfo ante Nacional en el Gran Parque Central por 3-2 que le permitió seguir con vida y lograr el pasaporte a octavos de final, tras vencer a Estudiantes 4-0. En Montevideo, el gol de la victoria lo logró tras un centro de Abiel Osorio para el cabezazo de Máximo Perrone. Ambos tenían 19 años.

Con los pibes, sostuvo el 1-0 en el partido de ida de octavos de final ante River en el José Amalfitani. En el segundo tiempo ingresaron Julián Fernández (18), Osorio (ya con 20 años), Santiago Cáseres (25), Agustín Mulet (22) y Santiago Castro (17). Y en la revancha, en el Monumental, también jugaron ocho de las Inferiores, como en los dos partidos con Talleres de Córdoba.

Con la combinación de dos pibes, se repuso de la remontada de la “T” en Liniers y festejó un agónico 3-2 clave: pase de Perrone y gol de Julián Fernández. Y en Córdoba, el propio juvenil de 18 años que debutó en Primera en febrero, volvió a marcar.

El festejo del 3-2 a Talleres, Garayalde va camino a abrazar a Julián Fernández. Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Alexander Medina encontró enseguida un equipo titular. Y puso los mismos once los últimos cuatro partidos de Libertadores. Cinco son producto de las juveniles del club: el marcador central Valentín Gómez (19 años), el lateral izquierdo con proyección Francisco Ortega (23), los volantes mixtos Nicolás Garayalde (22) y Perrone, y Luca Orellano (22), como extremo derecho. Un equipo equilibrado con la experiencia de Lucas Hoyos (33) en el arco, Leonardo Jara (31 en el lateral derecho), Matías de los Santos (29) como primer marcador central, Lucas Janson (27) como extremo izquierdo, y Walter Bou (20) y Lucas Pratto (34), intercambiando posiciones en ofensiva. En el Kempes, ingresaron Cáseres, Fernández y Osorio y quedaron en el banco Miguel Brizuela (25), Damián Fernández (21) y Mulet

De los cinco, la aparición más importante fue la de Valentín Gómez, quien solucionó un problema que surgió tras la lesión de Lautaro Gianetti. El chico, oriundo de San Miguel, llegó a los 10 años al club, apadrinado por el Coio Héctor Almandoz. El marzo de 2021, con 18 años, firmó contrato hasta junio de 2023. Ese día lo acompañaron Fernando y Mariana, sus padres. La presencia del marcador central, que debutó este año y suma 26 partidos – un gol- recuerda a los primeros tiempos de Nicolás Otamendi. A su lado juega Ortega, delantero devenido en lateral en épocas de Gabriel Heinze, que sufrió en la ida con Valoyes pero que mejoró en la revancha.

Valentín Gómez, marcador central izquierdo de Vélez, tiene apenas 19 años. Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Los dos volantes se consolidaron este año, aunque Garayalde, que en las inferiores jugaba de 8, es tres años más grande que Perrone. Como Santiago Cáseres no estaba bien físicamente, los dos aprovecharon la chance de tener continuidad. Cáseres fue una gran irrupción en su momento, emigró al fútbol español (Villarreal) y regresó este año. Todavía está encontrando su mejor forma, por eso ahora es pieza de recambio.

Nicolás Garayalde, a los 22 años, vive un gran presente como volante titular en Vélez. Foto: EFE/Ariel Carreras

Luca Orellano también tiene 22 años y ya acumula 102 partidos (12 goles) en Primera. Se destacó por su explosión y desfachatez para encarar. Aunque en los últimos partidos bajó el nivel, se sostiene entre los titulares.

Además de los ocho de la serie ante Talleres, Vélez también cuenta con Gianluca Prestianni, quien con 16 años se transformó en el debutante más joven de la historia del club e incluso ya deslumbró a Javier Mascherano, que lo llevó al ex torneo Esperanzas de Toulon en Francia.

El coordinador general del fútbol infanto-juvenil es Guillermo Morigi, ex jugador del club, quien este sábado, por primera vez, le contará, junto a varios colaboradores, a 10 socios ganadores de un sorteo de qué manera trabaja el presente y futuro de los juveniles. Que un día, en un perfecto círculo virtuoso, alimentarán a la Primera.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA