Francisco Bochatón vuelve tras diez años y una cancelación

Cosas que se dicen de Francisco Bochatón: “un tipo sensible”, “escribe bien”, “un gusto adquirido”, “subvalorado”, “el desafinado preferido de mi vida”, “dios binorma”.Francisco Bochatón tiene un sentido del humor evidenciado en carcajadas limpias y contagiosas que se cruzan con la charla relajada, y a veces tan libre y laxa que debemos recordarle que, después de todo…

francisco-bochaton-vuelve-tras-diez-anos-y-una-cancelacion

Cosas que se dicen de Francisco Bochatón: “un tipo sensible”, “escribe bien”, “un gusto adquirido”, “subvalorado”, “el desafinado preferido de mi vida”, “dios binorma”.

Francisco Bochatón tiene un sentido del humor evidenciado en carcajadas limpias y contagiosas que se cruzan con la charla relajada, y a veces tan libre y laxa que debemos recordarle que, después de todo querido Fran, esto saldrá publicado.

Es entonces cuando el cantautor indie por excelencia nos hace saber el típico “uhhh no pongas eso”. Y lo dice, claro, rematando la frase con otro jajajjaja.

Lo que sigue es una acumulación de risas y algo más acerca de su nuevo álbum, Ropa de animal, que presenta el 9 de septiembre en el ND Ateneo. Sobre eso y demás cuestiones vinculadas a la obra y, sobre todo, a la vida.

Francisco Bochatón y una marca: vendió 26 discos de “Píntame los labios” en Japón. Foto Maxi Failla

Autocrítica pura

-Carrera despareja la tuya…

-Sí sí, como solista hace diez años que no saco un disco. Despareja: es como ver de lejos un paisaje con una forma… sin forma. El ultimo disco es la vuelta entera a la década: el anterior es de 2012. Después junté a Peligrosos Gorriones y grabamos Microbio.

-Hay gente que no sabe quién es Bochatón…

-Bueno, a esa gente le decimos que formé parte de una movida musical de cantautores que se impusieron en la década del ’90.

Francisco Bochatón reconoce que tuvo una carrera despareja. Foto Maxi Failla

-¿Qué más?

-Que lo mío es algo muy ligado a lo poético. Eso, más que con la lectura, tiene que ver con una manera mía de expresión que considero parte de mi cuerpo. Supongo que de ahí sale el mote de ”poeta del rock”

-Ah, bua, ¿te confunden con Spinetta?

-Jajajaja, a mí no me gusta ese mote, eh… Bueno –piensa tres segundos– por ahí estoy exagerando un poco jajajajaja, “poeta del rock” dice el tipo (y se ríe de sí mismo: ¡qué bien nos cae Bochatón!).

-Fran, muchas bajas tuvo el rock en los últimos años, ¿no?

-Ufff, sí, un montón…

-Más que pasar de moda, se fue despoblando. Un apellido como el tuyo hoy podría sonar a “clásico”.

-Claro, tenés razón, puede ser (jajá), pero el rock no va a desaparecer, esa es una falsa sensación. Lo que veo locamente es que hay una exposición de los chicos y de cierta manera de hablar…

-¿A cuánto estuviste de caer en la tentación de hacer un poco de “música urbana?

-¡Jajajjaja, jajajjajaj, jajajjajja! Qué linda manera de empezar el día: ¡jamás, jamás! Está bueno que me lo preguntes porque pudo haber ocurrido… Caer en la tentación jajajjajajá, como que el tipo se tentó y no lo hizo…

-Imaginemos a la discográfica maquiavélica diciéndote “Llámalo a Duki, boludo…”

A Francisco Bochatón le gusta el tango, el folclore y dice que nunca va a intentar hacer un trap. Foto Maxi Failla

-Sisisí, a mí me parecería interesante hacer intervenciones de música urbana con mi forma. Bah, cualquier tipo de música me llama la atención.

Toda la vida tiene música

-¿Cualquier tipo de música te llama la atención?

-No, en realidad no, jajajajjá, pero no tengo ninguna preferencia. Mi tendencia igual es escuchar todo lo que ocurre. El folclore empezó a interesarme hace poco, el tango antes, pero el folclore, ahora. Y la música urbana, bueno, no puedo hablar de nombres, pero sería como una explosión parecida a la de los ’90.

-El otro día Lucas Martí dijo que estamos escuchando un solo ritmo…

-¿El hermano de Emmanuel Horvilleur? Puede ser, sí, está todo puesto en la palabra la cosa. Es como una postura. Cuando yo tenía 21 años y salió Escafandra (hit de Peligrosos Gorriones), me decían que no sabíamos tocar. Ahora no yo quiero opinar igual, decir que la base de la música urbana es siempre igual.

Pero bueno, no tengo ganas de decir me gusta, aunque lo veo con toda la benevolencia posible: si existe y tiene estas características, por algo será.

-Música urbana a lo Bochatón. ¿Cómo sería? 

-No haría shows de música urbana. Me gusta hacer la música que a mí me gusta escuchar. Compongo lo que me gustaría escuchar. La alegría de tocar es eso. Nunca voy a intentar hacer un trap, jajjajaja…. ¡Pero no pongas eso!

-“Ropa de animal”, el corte de difusión del nuevo disco, suena un poco a Richard Coleman, a Cerati… ¿Puede ser?

-Grabamos sobre el final de la época dura de la pandemia. ¡Grabamos con barbijos jajajjaja! (Fernando) Kabusacki en guitarra, el disco tiene nueve temas.

Debo decir que por suerte hubo pandemia, que no se malinterprete, pero así fue posible hacer un trabajo más fino con temas como Alumbra, que tiene cosas folclóricas, litoraleñas. Hay un concepto… digo “concepto” y me estoy escuchando mientras digo “concepto”, jajajjajá. Tambien hay un tema muy The Cure.

Bochatón dice que ahora hay que tener dos managers: una para las actuaciones y otro para controlar las reproducciones. Foto Maxi Failla

-¿Qué tiene de “conceptual” un tema onda The Cure con otro litoraleño?

-Jajajjajá, pará, es muy rockero. Kabusacki toca de una manera particularmente fuerte en este disco…

Derechos de autor

-¿Cómo se cobran los derechos de autor hoy día? ¿Por las reproducciones en Spotify, por las vistas en YouTube?

-Yo cobraba el 4 por ciento de cada disco físico, pero cobraba los derechos de autor cada tres meses.

-¿Cuesta más ahora?

-Si tenés temas en redes, en Spotify, cobrás por eso. Pero tenés que contratarte un community manager, que se lleva un porcentaje determinado por controlar lo que se debe cobrar. Antes vos tenías la compañía y te rendían ahí. Sumado a eso, SADAIC, donde se incluyen los recitales, sea un bar o un estadio.

¿Se cobra más o menos que antes?

-La venta del soporte físico, con el porcentaje, te dije, era del 4 por ciento. Tampoco era tanto. La diferencia es que el disco, al ser el formato que se podía vender, por alguna razón representaba más shows, era como que la industria se retroalimentaba. Con el streaming cobrás un porcentaje, pero debés tener un manager para el vivo y otro manager para el seguimiento de reproducciones. O sea, dos managers.

Ropa de animal sale respaldado por Warner, que tiene los derechos editoriales pero no tiene problemas en que lo edite otro sello…

-No entiendo.

-Yo tampoco jajjajaja. ¡No entiendo nada! Igual, los quiero a todos. Ahhh, cuchá, ya ni me acordaba: el disco también se edita en vinilo. ¡Vinilo!

-¿A esta altura de tu vida quién te hubiera gustado ser?

-¡La voy a usar en un asado para romper el hielo! “¿Quién te gustaría ser cuando seas grande?”… Me hubiera gustado mucho, es más, pensé que iba a ocurrir, que mi carrera tuviera más giras. También pensé que vendería discos en Japón… ¡Eso pasó! Vendí 26 discos de Píntame los labios en Japón…

-¿Es verdad que tuviste una denuncia de acoso y saliste indemne como Johnny Depp?

-No hubo causa, causa no hubo porque no hubo delito. No hubo golpes. No hubo violencia física. Cuando hago mi declaración con la fiscal, la fiscal archiva la causa. Violencia física, psicológica… se archivó. Ella (no la nombra) apeló legalmente y mi abogado, para poder terminar con todos esto que me hizo realmente muy mal, me recomendó hacer una probation.

Francisco Bochatón dice que nunca llegó a tener una causa, pero que le cancelaron un show en Rosario. Foto Maxi Failla

-¿Fuiste cancelado?

-En un show en Rosario me cancelaron la fecha, sí, pero no me guardé. Me bardearon un poco, pero creo que existe la intuición y eso es un salvavidas.

-¿Sigue habiendo groupies en el rock?

-Si las hubiera o hubiese, saldrían despedidas de los camarines.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA