La interna de la interna: la CGT festejará dividida el 17 de octubre

Los sectores mayoritarios de la central harán un acto en el estadio de Obras Sanitarias, mientras Pablo Moyano se unirá con la CTA de Yasky y los movimientos sociales en un encuentro en Plaza de Mayo. 04/10/2022 20:14 Clarín.com Política Actualizado al 04/10/2022 20:14 La amenaza de romper la CGT que Pablo Moyano ensayó la…

la-interna-de-la-interna:-la-cgt-festejara-dividida-el-17-de-octubre

Los sectores mayoritarios de la central harán un acto en el estadio de Obras Sanitarias, mientras Pablo Moyano se unirá con la CTA de Yasky y los movimientos sociales en un encuentro en Plaza de Mayo.

04/10/2022 20:14

Actualizado al 04/10/2022 20:14

La amenaza de romper la CGT que Pablo Moyano ensayó la semana pasada quedó finalmente en un amague. Pero la tensión en la interna de la principal central sindical sigue escalando. Una nueva muestra de ello irrumpió este martes con la confirmación de que la central obrera celebrará dividida el próximo 17 de octubre el Día de la Lealtad peronista, casi como en una foto en espejo de las disputas que dividen aguas en cúpula de poder del Frente de Todos.

Así, mientras los sectores mayoritarios de la CGT preparan para el lunes 17 una puesta en escena de neto corte sindical en el estadio de Obras Sanitarias, como una forma de sortear un tironeo entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el sector sindical que lidera Pablo Moyano avanza con la CTA de Hugo Yasky en el armado de un acto paralelo, pero en Plaza de Mayo, con la participación de los gremios más cercanos al kirchnerismo y los movimientos sociales.

La definición del número dos de Camioneros y miembro del triunvirato cegetista quedó expuesta en la tarde de este martes por su ausencia y la de todos sus gremios aliados de la reunión que referentes de los “gordos” (grandes gremios), los llamados “independientes” y el barrionuevismo, los sectores dominantes del consejo directivo cegetista, mantuvieron en la sede del sindicato de la Uocra para ultimar los detalles del acto que tendrá lugar desde las 10 de la mañana en el estadio de Obras Sanitarias.

Durante el encuentro, del que participó más de una veintena de miembros de la cúpula de la entidad, se avanzó con la idea de aprovechar el festejo del 17 de octubre para el lanzamiento formal de una Corriente Político Sindical Peronista, un espacio político propio dentro de la estructura partidaria para consolidar un polo de poder de los gremios con capacidad de disputar representación en el armado de las listas de candidatos.

Pablo Moyano prepara su propio acto para el 17 de octubre.

“La intención es recuperar el espacio político perdido por el sindicalismo en el ámbito político electoral y participar en la definición de candidaturas en todos los ámbitos”, explicó uno de los dirigentes presentes al término de la reunión. Y explicó que la decisión de un acto solo del sindicalismo para el 17 de octubre se resolvió ante las idas y vueltas en la conducción del Frente de Todos, en directa alusión a las disputas entre el Presidente y Cristina. “No se va a invitar a nadie en particular, pero tampoco se le va a cerrar la puerta a nadie”, remarcó otro gremialista.

Los dirigentes reunidos en la Uocra minimizaron la ausencia del moyanismo en el encuentro y remarcaron que volverán a invitar a los gremios de ese sector para que se sumen al acto en Obras. “El que quiere estar estará y el que no, irá detrás del kirchnerismo”, cargó un sindicalista cada vez más crítico de las posiciones de Pablo Moyano.

El camionero tiene decidido acelerar por su lado con su propio acto. Lo confirmaron en las últimas horas sus principales aliados sindicales. “Un grupo hará un acto en Obras. Nosotros lo haremos en Plaza de Mayo, evidentemente no hay posibilidad de unificar”, afirmó Mario Manrique (Smata), en declaraciones radiales.

Y adelantó que en la celebración que preparan participarán la CTA de Yasky, los gremios de la Corriente Federal de Trabajadores de Sergio Palazzo y varios movimientos sociales.

Mario Manrique, referente de Smata, uno de los principales aliados gremiales de Pablo Moyano.

“No me enorgullece como miembro de la CGT que no nos podamos poner de acuerdo para un acto. Estamos como nenes caprichosos peleando para la política cuando el laburante necesita otra cosa“, se sinceró el aliado de Moyano que -sin embargo- siguió caldeando la relación con el resto de los dirigentes de la central al plantear que el acto de Plaza de Mayo se hará “sin condicionamientos e invitando a todos”. “Queremos que venga el Presidente, Cristina y Sergio Massa“, desafió tomando distancia de las decisiones de la conducción de encarar un festejo propio del sindicalismo en el estadio de Obras.