Colaboración digital en este mundo de personas y robots

Columnista Invitado (*) La implementación de estos “robots” de software en las industrias constituye un recurso esencial para optimizar el rendimiento de las empresas. 21 de noviembre 2022, 05:50hsLa automatización en los negocios optimiza procesos mauaes y repetitivos (Foto: cottonbro studio/Pexels)Aunque la imagen del androide ayudando en tareas domésticas es todavía referencia de cómo contribuye…

colaboracion-digital-en-este-mundo-de-personas-y-robots

Columnista Invitado (*) La implementación de estos “robots” de software en las industrias constituye un recurso esencial para optimizar el rendimiento de las empresas.

La automatización en los negocios optimiza procesos mauaes y repetitivos (Foto: cottonbro studio/Pexels)

Aunque la imagen del androide ayudando en tareas domésticas es todavía referencia de cómo contribuye la tecnología a automatizar las tareas más repetitivas de nuestra cotidianeidad, en el mundo de las empresas hay alternativas más inmediatas y simples para una contribución significativa de lo digital: hoy existen los bots de propósito específico que están en muchísimas tareas básicas en las organizaciones y son una de las claves para resolver los desafíos del futuro de las empresas.

Esos servicios de automatización programables son protagonistas de un mundo de integración de actores digitales y personas en un medio cada vez más rico en esas interacciones.

Leé también: Cómo funciona el sistema robótico que cambia de forma según la tarea que le piden

Por supuesto que los bots son sólo una parte de una visión más integral. En realidad, las estrategias de innovación apuntan a crear un ecosistema de herramientas para la colaboración digital que simplifique y agilice los procesos, poniendo a disposición todo lo que hoy el software puede proveer.

Los tres pilares de la automatización

La RPA (automatización robótica de procesos), la aplicación sistemática del género del EDI (intercambio electrónico de datos) para reducir el tiempo que implica el papel, y el uso masivo de APIs (Interfaces de Programación de Aplicaciones), que simplifican la tarea de programación y aumenta la compatibilidad entre aplicaciones, son tres de las herramientas más importantes para construir experiencias ricas en soluciones de automatización para los negocios.

¿Pero cómo lograr construir plataformas de operación de negocios sobre esos tres pilares en forma masiva y económicamente viable? Se necesita una base anterior en la infraestructura, sistemas de gestión basados en microservicios que naturalmente disponibilicen la infraestructura necesaria para hacer simple y potente este proceso. El mundo de las aplicaciones de negocios ha encontrado en las plataformas basadas en la web construidas como microservicios la oportunidad de hacer masivo y de impacto este mundo de automatizaciones basado además en la colaboración digital.

Sobre una base de transformación cultural, que involucra a cambios de las personas y sus modos de hacer, la colaboración digital potencia la eficiencia y la simplicidad de los procesos de negocios. En ese esquema, los bots son las herramientas de automatización de los procesos digitales de operación manual, las APIS operadas en plataformas de intercambio digital son el plus para evitar siempre que sea posible que un registro manual sea hecho dos veces por distintas organizaciones, o por distintas personas en una empresa.

Leé también: La Unesco lanzó una guía para mejorar la relación entre los humanos y los robots

Se trata de establecer un mecanismo de intercambio de datos que no requiera ninguna intervención directa de las personas para su ejecución.

Las APIs en particular son esenciales para dejar de tener islas de digitalización que sean costosas de integrar. Cualquier organización que debe integrar operaciones de negocios con plataformas antiguas sabe cuánto sale, qué difícil es poner en marcha esos intercambios, aunque estén mediados por mecanismos nuevos de integración complementarios.

Automatizar, integrar, optimizar

Escenarios de transformación de este tipo parten de lo más básico, como integrar procesos de compra y venta en una cadena de valor, o fusionar una plataforma de comercio electrónico con el backoffice de una organización, hasta espacios más sofisticados de ejecución de acuerdos comerciales resueltos en forma distribuida por distintos actores.

La automatización robótica de procesos es particularmente atractiva en aquellas áreas en las cuales hay abundante cantidad de tareas manuales y repetitivas. En la cadena comercial de granos del sector agropecuario, por ejemplo, se automatiza el registro de operaciones como Certificados de depósito, Liquidaciones primarias de granos, Contratos de granos, Gestión de cupos.

Leé también: La paradoja de Moravec: por qué los robots son tan inteligentes como estúpidos

La implementación de estos “robots” de software en las industrias constituye un recurso esencial para optimizar el rendimiento de las empresas. Salud, construcción, comercialización de bienes son otros escenarios donde vemos desarrollarse estos mecanismos a favor de la eficiencia global de la cadena de valor.

En la era digital, estar a la vanguardia de las tendencias es clave a la hora de llevar los negocios hacia el futuro y la colaboración digital es un eje fundamental para enfrentar este desafío.

(*) Blas Briceño es programador, vicepresidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) y fundador de Finnegans