InicioDeportesTaylor Swift va a la cancha: la cantante fue a ver a...

Taylor Swift va a la cancha: la cantante fue a ver a Kansas City de su novio Travis Kelce y Pat Mahomes rompió un récord de Dan Marino

La ‘love story’ que conquistó las últimas semanas a la NFL de fútbol americano tuvo este domingo un nuevo capítulo: la súper estrella del pop Taylor Swift se desplazó hasta Nueva York para acompañar a su novio Travis Kelce y delirar desde el palco con el triunfo de los campeones Kansas City, que con un brutal trabajo de Patrick Mahomes con récord incluido vencieron a los Jets por 23-20.

Mahomes fue interceptado un par de veces y batalló para hacer funcionar su ofensiva después de un rápido inicio con Taylor Swift observando por segundo partido consecutivo a Kelce y los Chiefs, esta vez desde un palco del estadio MetLife, donde el mariscal escribió una nueva página de su historia.

Se convirtió en el jugador de ese rol que en menor número de partidos consiguió 200 pases de anotación. Lo logró en 84, con lo que rompió la marca de 89 partidos de Marino, quien conservaba el récord de la NFL desde 1989.

El pasador de Kansas City pasó para 203 yardas, consiguió un touchdown, sufrió dos intercepciones y fue capturado una vez.

Patrick Mahomes ante los Jets. Foto: AP / Adam HungerPatrick Mahomes ante los Jets. Foto: AP / Adam HungerCon los Jets, Zach Wilson sumó 245 yardas y dos envíos a las diagonales, fue capturado un par de veces.

Parecía que los Chiefs se encaminaban a una paliza luego de un primer cuarto en modo apisonadora en el que se fueron arriba 0-17 con un gol de campo y dos anotaciones, una por tierra de Isaia Pacheco y otra por aire hacia Noah Gray.

La reacción de los Jets la detonó un error de Jawaan Taylor, tackle derecho, quien cometió un castigo en sus diagonales que otorgó una autoanotación que dio sus primeros dos puntos al local en el segundo cuarto.

Luego de un gol de campo que puso el marcador 5-17, la defensiva del equipo neoyorquino interceptó a Mahomes, el error lo aprovechó el ataque para acercarse 12-17 con un envío de touchdown hacia Christopher James Uzomah.

Foto: AP / Adam HungerFoto: AP / Adam HungerLos monarcas ampliaron 12-20 con un gol de campo antes del descanso.

En el tercer cuarto New York empató 20-20 con pase a las diagonales hacia Allen Lazard y la conversión de dos puntos que consiguió Zach Wilson con una carrera.

Los monarcas rompieron la paridad 20-23 con un gol de campo en el último periodo que al final les dio la victoria.

La confirmación de los rumores

Si en la primera jornada se vivió un drama con la lesión de Aaron Rodgers, la tercera quedó eclipsada por una «love story», la historia de amor que se echó a volar en Arrowhead, el estadio donde es local el campeón, Kansas City Chiefs. ¿Los protagonistas? El ala cerrada Travis Kelce y la artista más popular del planeta, Taylor Swift.

En la cancha estaba el mariscal de campo Patrick Mahomes, quizás el mejor jugador de esta década tras el retiro de Tom Brady, comandando a su equipo en lo que fue una cómoda victoria ante los endebles Chicago Bears por 41-10, para confirmar su chapa de candidato a repetir los éxitos de 2019 y 2022, temporadas en las que cosechó dos anillos de Super Bowl.

Sin embargo, todas las miradas en el lugar y las cámaras de TV apuntaban al palco donde la cantante gritaba como una fanática más junto a la familia Kelce.

Su presencia en Kansas fue la confirmación de un rumor que se había instalado en las entrañas de la NFL. Kelce, otro «súper jugador» a la altura de Mahomes, está comenzando un romance con la ganadora de 12 premios Grammy. Su relación no tiene título pero sí un rebote mediático sin precedentes, reacciones de todo tipo y beneficios comerciales, de los que EE.UU. comenzó a tomar nota.

El prólogo de toda esta novela se ubica en julio, cuando Trav fue a un concierto que la artista dio en ese mismo estadio. La fecha formó parte del «The Eras Tour», la misma gira que Taylor traerá a la Argentina en noviembre. En esa oportunidad, Kelce se convirtió en «swiftie» por un rato y acudió a la cita como un fanático más, con la intención de conocerla dada su condición de VIP. Y le llevó de regalo una pulsera muy particular: un brazalete «de la amistad» que llevaba escrito su número de teléfono. El plan no funcionó pero finalmente tuvo su revancha.

«Lancé la pelota a su campo. Le dije: ‘Te he visto rockear en Arrowhead, quizá tengas que venir a verme a mí en un partido para ver quién lo agita más’», dijo Kelce con tono enigmático cuando arreciaban las versiones de amorío. «Veremos qué sucede en un futuro cercano», cerró. Crack.

#Chiefs TE Travis Kelce on all the Taylor Swift dating rumors, via @PatMcAfeeShow: «I threw the ball in her court and told her, ‘I’ve seen you rock the stage at Arrowhead. You might have to come see me rock the stage at Arrowhead and see which one’s a little more lit. We’ll see… pic.twitter.com/67VG9NAFe1

— Ari Meirov (@MySportsUpdate) September 21, 2023 El domingo pasado, Taylor apareció en la casa de los campeones y explotó todo. El mundo de la NFL se puso a hablar de Taylor, y el mundo «swiftie» se metió de lleno en la vida de Kelce, pero también de la NFL. El fenómeno se vio en las redes sociales y quedó expuesto en las planillas de rating: el partido se tornaba aburrido por la distancia en el marcador pero fue el más visto del fin de semana, con 24,3 millones de espectadores.

Más noticias
Noticias Relacionadas