InicioPolíticaEl cruce furioso entre Mauricio Macri y Gerardo Morales anticipa la pelea...

El cruce furioso entre Mauricio Macri y Gerardo Morales anticipa la pelea que vendrá después del balotaje

A una semana del balotaje, y con los pedazos de Juntos por el Cambio a la espera del resultado para la reconfiguración del escenario el día después, la tensión quedó otra vez de manifiesto con la escalada en la confrontación entre Mauricio Macri y Gerardo Morales. Un nuevo cruce que a la vez reflejó las pulseadas internas en el radicalismo y el PRO.

“País raro este, parece que Milagro Sala y Gerardo Morales van a votar al mismo”, posteó Macri el sábado por la noche, con el propósito de cuestionar el posicionamiento del radical para la segunda vuelta, con guiños a Sergio Massa, lo que desató una respuesta furiosa del presidente de la UCR.

Morales trató de “enfermo” al fundador del PRO, le adjudicó a que por su “ambición de poder” respalda a Javier Milei (“a un loco que puedas manejar”) y lo equiparó con Cristina Kirchner: “Tendrían que estar presos. Si querés Mauricio, puedo entrar en destalles”. El gobernador de Jujuy también remitió a un video en el que Patricia Bullrich criticó con dureza al candidato liberal, antes del 22 de octubre.

Macri hizo silencio luego de la arremetida de Morales y desde su entorno argumentaron el posteo que desató la controversia. “Nosotros no vamos a ir nunca con Massa y lo más sano es que cada uno sea transparente. Que se haga cargo de lo que propone”, aseguró uno de sus dirigentes de mayor confianza.

“No hay mucho respeto para su planteo de hacerse el pelotudo y por abajo trabajar para que gane Massa sin decirlo”, resumió la motivación del ex presidente, y con el propósito de meter una cuña en la interna radical agregó que la crítica a Morales quedó en sintonía con las posturas de Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés.

Los gobernadores de la UCR se declararon prescindentes para el balotaje, en ese punto en coincidencia con el Comité Nacional, aunque tanto el mendocino como el correntino tomaron distancia del aval implícito -y cada vez más explícito- del mandatario de Jujuy a Massa.

“Voy a hacer todo lo que tenga que hacer para que no gane Milei”, había dicho Morales hace dos semanas, y hace unos días reforzó esa posición al advertir que en caso de ganar el candidato liberal las provincias tendrán dificultades para pagar los sueldos, un discurso que luego retomaron los peronistas Raúl Jalil y Osvaldo Jaldo.

La relación entre Macri y Morales parece no tener retorno, aunque del lado del ex presidente aseguran que el vínculo entre el PRO y la UCR no necesariamente quedaría roto después del balotaje. La apuesta del ex mandatario será que, en caso de un triunfo de Milei, tome el control del partido un radical más afín a su postura.

“El problema es con Morales y un par más (en ese grupo incluye a Martín Lousteau), no con el radicalismo. Va a depender de quién lo conduzca”, adelantaron cerca de Macri.

En paralelo, Luis Petri -compañero de fórmula de Bulrich y alineado con Macri- lanzó “La fuerza del cambio radical”, para atraer correligionarios y reclutar fiscales para Milei. “La actitud de Morales decepcionó a muchos. Al no ser neutral involucra al radicalismo, pero nuestro electorado es reactivo a Massa y al kirchnerismo”, expusieron desde ese sector.

Del lado de Morales la furia contra el ex presidente se mantenía en la tarde del domingo. “Es un cínico. Hizo mucho daño, destrozó Juntos por el Cambio y debilitó a la oposición, gane quien gane”, le dedicaron en el entorno del gobernador de Jujuy.

Para Morales, Macri buscó con el posteo deslegitimarlo para “preparar el terreno” para que antes del próximo domingo se pronuncien a favor de Milei los radicales del llamado grupo Malbec. Carolina Losada ya se expresó de ese modo. La disputa por el Comité Nacional -renovará autoridades en diciembre- a la vez se cruza con el resultado del balotaje, que moldeará el escenario para Lousteau -con apoyo de Morales- o Valdés, dos de los anotados.

Los radicales también se meten en la interna del PRO. “Macri está más conforme con Milei que con Juntos por el Cambio, pero no vemos que en el PRO piensen mayoritariamente de esa manera”, remarcó un referente del sector del gobernador de Jujuy, con la mirada en el armado de un espacio de centro con Horacio Rodríguez Larreta, los moderados del partido amarillo y la Coalición Cívica, en caso de que gane Massa.

Macri por el momento no tiene previsto mostrarse con Milei en el final de la campaña, aunque tendrá visibilidad esta semana con la confirmación de su candidatura a vicepresidente de Boca para enfrentar a Juan Román Riquelme, y seguirá expresando su apoyo al postulante liberal.

Más noticias
Noticias Relacionadas