InicioPolíticaJavier Milei hablará a la gente y no a los legisladores, tomará...

Javier Milei hablará a la gente y no a los legisladores, tomará juramento a sus ministros e irá al Colón

Javier Milei dedicó buena parte de sus últimas horas antes de asumir a su agenda internacional. Cuentan en su entorno que ya tenía “casi listo” el discurso que pronunciará este domingo, de espaldas al Congreso y de cara a la gente que lo vaya a acompañar “sin colectivos ni aparatos”.

La necesidad de presentar una ceremonia rodeada de ribetes genuinos y no forzados por la política llevó al Presidente electo a confiar en su hermana Karina los detalles de la jornada más importante de su vida. De extremo bajo perfil, con “El Jefe” a cargo de todo se aseguró así que en la previa no hubiera mayores filtraciones de lo que ocurrirá entre el Congreso, la Casa Rosada, la Catedral Metropolitana y el Teatro Colón, los cuatro escenarios del recambio de Gobierno.

En el cronograma oficial que distribuyó Presidencia durante este sábado no hubo sorpresas, “pero las habrá”, anticipan desde La Libertad Avanza, donde señalan el tuit que escribió Milei dedicado a su hermana como un indicio de que no será una ceremonia calcada a la de otros mandatarios.

Aunque las actividades previstas por el momento no permitan vislumbrar grandes diferencias. Sí está la certeza de que Milei, tras jurar ante la Asamblea Legislativa abierta por la vicepresidenta Victoria Villarruel, no hablará ante los diputados, senadores e invitados especiales presentes en el recinto de la Cámara de Diputados, sino que lo hará en las escalinatas del Congreso, con un atril improvisado para la ocasión, de cara a la gente. “¿Por qué le hablaría a muchos que son parte de la casta y no a la gente que confió en él con su voto?”, interpeló a Clarín un estrecho colaborador del libertario sobre las razones que lo llevaron a buscar diferenciarse de sus antecesores.

Lo cierto es que hubo voces que le sugirieron revisar esa decisión, bajo el argumento de que serán esos legisladores los que horas más tarde recibirán la “ley ómnibus” con las que Milei pretende poner los primeros cimientos de su gestión. “Necesitamos los votos de todos, preferiría que al menos dijera algunas palabras, una breve reflexión, antes de retirarse”, explicó un referente libertario que está obsesionado con llegar al número em ambas cámaras.

Por lo pronto, en el protocolo de “Transmisión del mando presidencial” para este domingo, sin embargo, no se aclaró dónde sería el “mensaje del Presidente de la Nación”. La duración, coinciden todas las fuentes consultadas, será de “alrededor de una hora”. Será entre las 12, hora en la que está fijada la apertura de la sesión especial en la que Milei prestará su juramento y recibirá los atributos presidenciales por parte de Alberto Fernández, y las 14, cuando junto a Villarruel y la canciller Diana Mondino recibirán en Casa Rosada a los jefes de Estado y mandatarios internacionales.

El tono del discurso sólo lo conoce un grupo reducido de dirigentes: además de Milei y su hermana, sólo el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el asesor estrella del mandatario, Santiago Caputo, intervinieron en el pulido del texto. “Cualquier otro que diga algo está mintiendo. Sólo puede hablar de lo que propuso, pero no de lo que finalmente dirá”, explican.

De todos modos, en la previa, entre su equipo sobrevoló la idea de que será un discurso crudo, contando la herencia recibida y el punto de partida, para reforzar la necesidad de cambios en materia económica y social, pero sin descalificaciones personales, para no entorpecer los acuerdos políticos. Un equilibrio entre un Milei pragmático que habilitó tejer puentes con el peronismo y la versión de Milei de los canales de televisión que anticipaba la necesidad de una motosierra.

Milei arribará al Congreso minutos antes del mediodía, junto a su hermana. Su novia Fátima Florez lo esperará en el Congreso junto a sus familiares. “La Primera Dama va a ser Karina”, reafirma, por si hiciera falta, una fuente inobjetable del universo libertario. Tanto que a, pesar de las dudas, en la previa se preparó todo para que Karina Milei jure este domingo como secretaria general de Presidencia, junto al resto del Gabinete, a las 17.30 en el Salón Blanco. Para eso el Presidente deberá firmar, junto con su nombramiento, la derogación del decreto simple 93/2018 que establece que no podrán efectuarse designaciones de personas que tengan algún vínculo de parentesco tanto en línea recta como en línea colateral hasta el segundo grado” con funcionarios del Gobierno con rango de ministros.

El trayecto que une el Congreso con la Casa Rosada despertó interrogantes y dolores de cabeza para el esquema de seguridad que dispuso la Casa Militar. En La Libertad Avanza prefieren no anticipar cifras de manifestantes para que cualquier número por debajo sea interpretado con decepción, pero se entusiasman con que haya una multitud “espontánea” presente en los festejos.

La inquietud en cuanto a la seguridad tiene que ver con que Milei anticipó que buscará bajar a abrazarse con la gente que siga el recorrido del Valiant III descapotable que le consiguieron para reemplazar el célebre Cadillac de Juan Domingo Perón que quería usar el líder libertario. “Se va a bajar no menos de tres ó cuatro veces”, estimó un entornista presidencial.

En la agenda de la jornada, hay otras dos actividades más: la ceremonia interreligiosa, a las 19 en la Catedral Metropolitana, y la función en el Teatro Colón, a las 20.30. Y una cita muy esperada por el comando libertario: el mano a mano de 45 minutos que encabezará Milei con su par de Ucrania, Volodimir Zelensky.

Más noticias
Noticias Relacionadas